Por si no teniamos bastante con lo de todos los días, ahora hasta con la celebraciones nos lían. Dicen en una radio que hoy es el ‘Día de Ir al Trabajo en Bicicleta’, pero en un periódico que es el ‘Día dedicado a la Luz’. Hombre organícense porque no estamos para pensar mucho.

En lo de siempre, se confirma la cacería del señor Pablo Casado, e incluso se empieza a disparar contra el gallego señor Feijoo, no sea que don Mariano se canse de pronto y coloque a alguno de estos al frente. Significa que algunos ya están pensando en plan pre-electoral. ¿Será verdad?

Del follón de todos los días, me sorprendía que ninguno de esos sesudos comentadores y estudiosos del tema, nunca mencionara la raíz de la rápida elección del Presidente de Paja Mental. Hoy por fin he visto un atisbo de ello, al precisar que “Torra y Puigdemont quieren a Trapero y controlar las cuentas de la Generalitat”. Vamos a ver. Una  de los grandes miedos de los indepes es que unas nuevas elecciones fueran convocadas bajo el 155. ¿Por qué? Pues porque en ese caso, ellos no tendrían las manos en la caja. Necesitan primero sea nombrado alguien, cualquiera, aunque sea un impresentable como este que han sacado del estercolero, para así, poder meter las zarpas en los dineros. No nos engañemos, a estos lo único que los mueve es el dinero, y ese, según su forma de entender lo da sólo el poder. Por eso, unas elecciones medianamente libres y sin que ellos controlen a sus mercenarios, ni puedan gastar de la pasta pública, serian un desastre. Primero, hacerse cargo de la caja, después… lo que venga.

Mientras, para amenizar la espera y echar humo sobre la conquista del Tesoro, se pone a los ayuntamientos a montar líos; “El Ayuntamiento de Sabadell agasaja a las familias de los acusados de Alsasua”. La forma de distraer al personal de lo gordo.

En cambio, aquí en la Cortijá de doña Susana la cosa es más directa. De lo de los miles de euros gastados en un puticlub con cargo a la Junta, no se habla, es agua pasada. Y si hay un testigo protegido por haber denunciado los chanchullos de los EREs, pues se le expedienta ¡por indisciplina! y punto. Lo siguiente será mandarle una cabeza de caballo a casa.

En Málaga, la Junta también echa su cuarto a espadas y quiere vender el llamado Palacio de la Tinta para hacer caja. Mientras, el Ayuntamiento y la promotora del hotel de Moneo se enfrentan y tienen discrepancias. Al final será otra vez, una cuestión de quien ponga más pasta y donde la ponen.

Con estas cosas la provincia se está igualando a la zona de Algeciras-La Línea; “El crimen organizado golpea en Málaga con tres muertos, dos tiroteos y dos secuestros”. Estos, los que arreglan sus asuntos a tiros ¿son también turistas de esos de los que habla la concejala Turismo y Promoción? de ¿nuestro? Ayuntamiento. Esta señora o señorita, doña María del Mar Martin Rojo dice, perdón asegura, que la capital “no está saturada de turistas”. Para esto, hace unas curiosas evalucaciones en las que divide a los tiritas entre el número de personas censadas en la capital.  A ella le salen que cabemos a 2,28 turistas por cabeza, (dos turistas talla normal y uno bajito) y que eso es muy poco, que en otros sitios salen a más turistas por cabeza.

Es maravilloso el empleo de las matemáticas que hace esta señora o señorita. Hace unos cálculos estupendos, le sale lo que a ella le gusta, pero, ¡ay! el asunto tiene un pequeño problema, una digresión enturbiadora. Esta es que no se pueden mezclar churras con merinas, y ella, o sus obedientes subordinados, han mezclado a todos los turistas, que se quedan en su gran mayoría en la zona centro y sus aledaños, con el censo total de los malagueños, incluyendo todos los distritos, Por ejemplo, el de la Carretera de Cádiz, el Palo, el Puerto de la Torre, Ciudad Jardín etc… donde vive mucho personal, pero que raramente ven un turista por sus cercanías. Por tanto, esa pretendida equiparación deberían hacerla con el censo del Distrito Centro, ese que ellos, el ayuntamiento, están “preparando” como hábitat turístico, y expulsando a los resistentes. No con la totalidad.

Una cosa es que nos hagan tragar ruedas de molino al ser los amos del poder, y otra que nos tomen por tontos e iletrados que ni quiera sabemos hacer una división. En esto, también tienen que aclararse…ellos.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España