Nos hemos quitado del follón de la Feria, pero el asunto del abuelazgo responsable no cesa. Por esta razón, y pensando que tampoco habrá muchos interesados en leerme con esta calor, ando tarde y procuraré ser breve en mi repaso.
Por el exterior mejor dejarlo, es lo de siempre. Solo enterarme que entre los presos políticos del Mauro hay hasta cuatro españoles. No sé quiénes son, pero estoy seguro que no serán de Podemos.
Quienes se han buscado un problema son los canadienses, que han respondido a su vecino rubio, “invitando a los transexuales a unirse a su Ejército”. Como extienda la invitación a otros lugares, les van a faltar cuarteles.
Por estos lares, lo único que sube, además de la temperatura, es la incivilidad de algunos. En Lloret mataron a un turista italiano.
Las huelgas se van recrudeciendo, y ante la toma del control del aeropuerto de Barcelona por parte de la Guardia Civil, los exquisitos de la UGT no hacen más que protestar. En realidad este era un trabajo de la Guardia Civil desde siempre, y su asociación han hecho un comunicado diciendo que ellos están de acuerdo con lo que piden los huelguistas, ellos, que son los peor pagados de la seguridad de este país, aunque a ellos, aunque no les suben ni un céntimo y “tienen unas condiciones “muy, muy precarias”, cumplen “siempre” con su función”. Por eso, no todo el mundo sirve para la Guardia Civil, y hay que respetarlos.
Mientras, para distraernos, un juez “reabre la investigación en busca de la ‘X’ del Faisán”. Si esto falla, reabriremos lo de la muerte de Manolete, y el despido del Cid Campeador.
Como es natural, para esto de las huelgas, en Málaga, se han apuntado raudos los taxistas, que han dejado a la ciudad sin servicio y empantanada.
Para que se note quien manda en la calle, en el Aeropuerto incluso agredieron a un conductor porque les parecía que no les gustaba. Por la mañana ya habían abucheado al alcalde, pero este como están en Feria, se lo tomo a beneficio de inventario.
Una noticia rara es la de una mujer, árabe, a la que según ella denuncia, “hace varios meses, unos individuos le arrancaron el velo y la insultaron”. Es tan raro que prefiero esperar a tener más información.
Lo dejo, he visto las fotos que ha mandado mi amigo Alfonso y me felicito por mi exilio.
Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España