En Málaga, siempre el Viernes Santo ha sido un día más tranquilo, pero puede que este año lo sea más. Antes de entrar en ello, el vistazo a la actualidad del resto del mundo.

En Trumpolandia, don Donald está acongojado porque le han nombrado un fiscal para el Rusiagate, precisamente a la persona que él destituyó como Director del FBI, don Robert Mueller. El Rubio de Oro no las tiene todas consigo y se le ha escapado; “Estoy jodido; es el final de mi Presidencia». Por algo será. De Irlanda una mala noticia, se vuelve a hablar del IRA, de disidentes y de muertos; “Disidentes del IRA matan a una joven periodista en Derry”. Es malo, nos recuerda tiempos más sangrientos. Pero de Italia nos viene una buena disculpa para cuando nos digan que tardamos en llegar; “Un bebé nace dos meses después de su gemelo en Italia”. Este bebé nace como los de Bilbao, cuando le da la gana y donde quiere. Pero, ¡hay que ver a qué mundo ha venido! Quizás por eso no quería salir.

De las elecciones, el Tal demuestra ser el más marxista del mundo, marxista no de don Carlos, sino de don Groucho, aquel que tenia principios de recambio para todo. Como se la han liado, ahora va a ir a dos debates, uno el 22 en terrenos de su Comisaria política, y otro el 23 en terrenos de Podemos, A3. Lo ha expresado claramente al decir; «Qué remedio».

De otras cosas, se certifica lo bien que le va a Cataluña con estos sus líos. Desde 2017, en que era líder en reducción del desempleo, ha pasado a; “cada vez hay más paro, menos inversiones, menos empresas y menos curro para la gente”. Que sigan, lo están haciendo muy bien. Por ejemplo, que se agarren al don Junqueras, que sigue amenazando y vendiendo sus votos. Seguro que este los saca del pozo.

En Andalucía, ahora dicen que el presunto yihadista, ese que iba a inmolarse en Semana Santa en Sevilla, “no tenía un «plan inminente»”. Al final va a resultar que este es otro majara de esos que hablan mucho pero no tienen ni idea de nada. De todas maneras, por si acaso, que la Gendarmería marroquí lo siga “interrogando”, porque si lo traen aquí, el juez le pone un piso en La Campana.

En Málaga, hoy toca Cultura, En Ronda, han encontrado un cementerio andalusí bajo un barrio. Como si no tuviéramos bastante con los desenterramientos de la Memoria Histórica, ahora, moros enterrados. No vamos a tener sitio para re-enterrarlos. Como todos los días se aprende algo nuevo, hoy me he enterado que en Málaga somos; “la despensa del cilantro y el perejil del Reino Unido”. O sea, que si esto del Brexit sale, nos va a salir a nosotros el perejil por las orejas.

Llegamos a la Semana Santa de este año. Ayer Jueves, tradicionalmente el día grande de la semana, el tiempo vino a echarnos abajo el invento.

Se ve en las fotos, una tribuna plagada de paraguas y las cofradías pasando impertérritas. Ayer vi algo que en toda mi vida no había visto, Juntas de Gobierno que ponían en peligro el Patrimonio de sus Cofradías alegremente. Lo que se pone en la calle, es una herencia de siglos “de toda Málaga”, y ayer, en un día en que llovía desde por la mañana, y todas las agencias meteorológicas pronosticaban lluvias hasta las 22.00, hubo cofradías que se echaron a la calle alegremente, y lloviendo. ¿Por qué? No quiero pensar que haya sido por el afán de darle respaldo a ese RO de las narices que tanto daño ha hecho y que hace de la Plaza un punto de encuentro de varias cofradías a la vez, estorbándose mutuamente. Creo sinceramente que las discusiones sobre estos cambios, han podido producir una borrachera de poder en algunas mentes poco esclarecidas, y piensan que su sola presencia conjuraría a los elementos. Lo malo, es que esto, como otras muchas cosas… quedará impune. Las cofradías se gastaran la pasta y los que decidieron… seguirán tan contentos. Así es la vida.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España