Tras la tristeza por lo sucedido en Barcelona, ahora, el sentimiento es de asco. Asco y vergüenza por esos dirigentes que con los muertos aun calientes, los utilizan para sus fines espurios. Entre todos, ha sacado ventaja el tal Joaquín Forn Chiairello, Consejero de Interior de la Generalitat, que se ha lucido a tope en sus intervenciones.

En las previas, que arrancan desde las pasadas navidades cuando Interior le instó al uso de bolardos y maceteros de gran tamaño en “sitios tales como las Ramblas”, y él, coreado por su alcaldesa, esa misma que sonríe en los funerales, se negó. Después, ignoró un aviso de la mismísima CIA que avisaba de “un inminente ataque terrorista en Barcelona, posiblemente en la Ramblas”, finalmente cuando no dejó que los TEDAX de la GC o de la PN investigaran la explosión del chalet. Por cierto, es pintoresca la explicación de los Mossos de que “no vieron las bombonas de butano hasta por la mañana”. ¿No vieron decenas de bombonas que se ven hasta en las primeras imágenes públicas de la explosión? Tampoco se enteraron que había una casa ‘okupada’ por jóvenes islamistas para nada, y ¡ojo!, estamos hablando de Alcanar, una  ciudad pequeñita, con una población de aprox. 9.494 hab. (2016), según el  Instituto Nacional de Estadística, o sea, un pueblito (no es NY city) donde todos se conocen, y allí se le cuelan estos y ellos no se coscan durante los seis meses que estuvieron preparando el atentado. Espectacular.

Tras esto, en los primeros momentos, el tal Joaquín Forn Chiairello, estaba más preocupado por implantar catalanidad a toda costa, que hasta llegó a poner a los muertos por orden… dos catalanes, dos españoles, etc… Con esto, además, da prueba de aquello que se dice de la peligrosidad del neo converso, ya que don Joaquín es hijo de mamá ecuatoriana, sus hermanos todavía residen en Quito, quizás esperando a que cuando este consiga la independencia los haga de la República catalana. Aunque es esto está de la mano de su amo, don Puigdemont cuya esposa rumana es también ultra catalanista.

Para terminar con el aprovechamiento de los muertos, la CUP, es decir los que mandan al President, dicen que “ve al Rey “culpable del ataque”. Mientras, en la reunión de la mesa del Pacto Antiterrorista, don Pablo, don Garzón, el desguazador de IU, y otras “opciones” políticas, van sólo “como observadores”. Es decir, como chivatos para después filtrarles las medidas a algunos amigos. Muy bien.

Dejando esto, por el asco que me da, veo que todavía hay algunos que no aprenden; “En Baleares, los ayuntamientos aplazan hasta septiembre el debate de los bolardos”. Unos lumbreras.

Por si fuera poco, en Sevilla a una recién parida la mata un ascensor en el hospital. Nos ha mirado un tuerto (con perdon para los tuertos).

De Málaga, ayer volví a la ciudad, con tiempo aun de olerla y ver la suciedad esparcida. Don Francisco “reconoce que la feria del centro ha perdido público en favor del real”. Estan de enhorabuena, ya están consiguiendo cargársela que es lo que buscaban.

A modo de instrucción pongo una foto que me ha mandado mi amigo JDdC hace un momento. Ampliadla y leedla, merece la pena.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España