Mira que hay barbaridades cada día por el mundo, pero la este finde en Hawái ha sido para nota. Un fulanito de esos que se supone velan por la seguridad, desató el pánico avisando de que un misil iba contra ellos. Menos mal que nadie apretó un contra-botón y terminó de liarla, pero cualquier día, una de estas meteduras de pata va a terminar mal. En el vistazo a las afueras, un político del Partido Conservador de Noruega le ha dicho a don Donald que a ellos los dejen tranquilos, y un  periódico de allí ha descubierto unas algas que tienen la misma pinta que las melenas del Rubio. En el capítulo de desgracias, en Bagdad 36 muertos en un atentado en Bhagdad, y el descubrimiento de que la española desparecida en Perú ya se sabe está muerta. Resumen; todo malo.

Como a mí esto de la aviación me sigue tocando la fibra, un recuerdo a esos pasajeros que no se bañaron en el Mar Negro por un tren de aterrizaje bien asentado, los del avión de que se deslizó por la cuesta pero cuyo tren principal se empotró en el barro. Con estas noticias tengo amigos que cada vez menos van a volar en avión, y solo vuelan en casa con la botella.

Aquí, andamos con la última chorrada mediática, eso del Blue Monday, que para más inri es solo una invención publicitaria de una empresa. Como el personal, incluido yo, estamos dispuestos a tragarnos estas cosas, todo el mundo dispuesto a tomarlo como artículo de fe. Deberíamos usar más el tarro de pensar.

De la Guarrería Nacional, ya están saliendo “cosillas”. A los del Palau ya les consideran demostrado que financiaban a CiU, de la que el propio director del Palau, dice que allí el que mandaba era don Arturete, que sigue en la calle a pesar de todo esto. Como mínimo tienen que devolver a unos seis milloncejos, cosa que veo difícil, al final los devolveremos entre todos, incluidos los de aquí de Málaga, porque los partidos políticos estas cosas nos las reparten entre todos.

Otro de los anglicismos innecesarios, ha salido a flote; el ‘naming’.  Esto es, o dicen que es, la influencia del nombre para un partido político. Dicen que don Pablo le quiere cambiar el nombre a su partido privado, que ya lo de Podemos no se lo cree nadie. Como don Pablo lo ha desmentido, significa que es verdad. Ahora a buscarle un nombre al invento, lo importante es seguir llevándose las subvenciones y las pagas por los cargos. Todos pensamos que el nombre apropiado podría ser Pudimos, pero parece que ese no le gusta. En fin, que se lo curren, aunque eso de llamar a esto el naming me parece una chorrada.

Quizás el padre de esta criatura, sea el último fichaje de don Pablo, un antiguo “gurú económico” (lo llaman así en el periódico), del PSOE que se ha pasado a sus filas. Será que ve más posibilidades en ese abrevadero que en el de las filas de don Pedro, que por cierto, sigue navegando por los espacios siderales de su imaginación. Debe estar buscando a ver que regalo le hace a don Iceta, para premiarle por lo bien que lo ha hecho, por eso no tiene tiempo para estar al trabajo.

Curiosamente, en eso del Gran Problema, pasa algo parecido, el olvido voluntario. Todos hablan de las investiduras extrañas, (hoy hay quien habló de una investidura a través de la güija), pero nadie parece tener eso antes tan necesario; un programa. Allí no se actúa en favor de un programa, se batalla, ‘en contra de…,’ y así les va.

Por estas bajeras del país, ahora se cierne sobre la Junta una ligera amenaza, la UE, que está aunque no se la esperaba; “abre una investigación sobre la subasta de fármacos andaluza”. Como lamentablemente por eso de la edad, soy usuario de fármacos, tengo curiosidad por saber el porqué de que alguna de esas medicinas, de las que hay que tomar ya de por vida, cada dos o tres meses las cambien de laboratorios. Porque todas no son exactamente iguales, marcas las hay que incluso me producen alergias, así que a ver qué nuevo tocomocho se inventan para que esto pase desapercibido y no sepamos “quién gana con las subastas”.

De Málaga no voy a hablar, sólo que ya, ni cuando lo dice la tele llueve. Que le vamos a hacer.

Como lo del Black Friday, y lo Blue Monday ha colado, mañana voy a instaurar el Martes Rosa Pálido, así en español, a ver si cuela también.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España