Dentro de las tonterías comerciales de estos tiempos, dicen hoy es el Blue Monday, “el día más triste del año”. Posh vale, si lo dicen los medios…

En UK siguen hechos un lío, resulta que ni el señor Corbyn, el opositor laborista al Brexit, tiene ni idea sobre qué hacer. Pues si no lo saben ni ellos, mala cosa es.

Ya aquí, tras haber contrastado que sin haber llegado aún al fin del primer mes del año, ya ha habido varios Festivales y Fiestas del Cine para repartirse premios entre ellos, con lo que si alguno de los afectos, no tiene al menos diez o doce de estos premios en su casa, es que no está bien visto por la progresía, vamos a lo serio.

Sigue el drama del niño de Totalán. Todos los medios están dando cientos y miles de entrevistas y opiniones sobre el tema, los políticos se pasean por allí para ser vistos, y los técnicos dan todo tipo de explicaciones sobre las dificultades, pero… me hago una pregunta a la que nadie me ha dado una respuesta. Si el terreno es tan duro, ¿cómo es posible que el autor del agujero original llegara a los 120 metros con una maquinaria básica comparada con la que ahora están usando? No me dirán que dio con los únicos 30 cts. de terreno blando en todo el monte. Ya veremos si a posteriori nos enteramos de algo. Lo único claro es que el niño aun está enterrado. Una pena negra.

En lo político, los del PP se han montado un show de autoafirmación; los de Podemos se van disolviendo e intentando enterrar a todos sus disidentes, para lo que les vendría muy bien el Valle de los Caídos; y el tal Sánchez anda intentando engañar a la UE con unas cuentas en las que hay hasta años de 13 meses, regalando millones al separatismo, y entre otras cosas, aumentando hasta un 25% más, a una de las herencias de don ZP, una “Fundación para el Laicismo”.

Claro que, si empezamos a hablar de fundaciones y prebendas, la vamos a liar. Si nos venimos a Andalucía, donde tras la marcha de doña Susana que ejercía de tapón informativo, se van empezando a saber cosas interesantes. Por ejemplo, que además de las black de la FAFFE que valían para ir de putas, hay todavía más tarjetas sin control. El gobierno juntero saliente, o más bien expulsado, ha admitido hasta ahora la existencia de 18 tarjetas en la ‘administración paralela’. Administración paralela a la que se dedicaba nada menos que el ¡¡40% del Presupuesto!! actual. Se confirma en este presupuesto ser algo así como como el Paraíso Terrenal de las subvenciones, donde se daban (y aun las cobran) “ayudas” a; “fundaciones, sindicatos, empresas, asociaciones, orquestas, ayuntamientos, diputaciones, universidades…”. En total, así de primeras, se han contabilizado para estas “ayudas” que no tenían que explicar en qué se lo gastaban, unos 14.000 millones. Visto esto, que en Andalucía aun podamos vivir es algo casi milagroso. Queda por ver si alguien va a devolver algo. Lo dudo.

De juicios y jueces hoy no voy a hablar, esperaré a ver que le echan de pena al animal que mató a patadas a un viejo, sólo por llevar unos tirantes con la bandera española. El fiscal pide 25 años, pero cómo este es “progre”, también dudo que lo castiguen siquiera.

En Málaga, y provincia, una delicia. En Marbella otro muerto en un juste de cuentas con tiroteo; en la capital van a modificar las ordenanzas para “poder retirar los patinetes eléctricos”, y esto; “Un sistema permitirá que los semáforos estén en verde al paso de los buses de la EMT”. Los semáforos van a ponerse en verde para los autobuses, (¿y para los concejales y la oposición?) Veremos.

Para “cerrar” mi viaje a Asturias, ahora que ya hemos vuelto, un par de recuerdos. Uno emocionado hacia los suelos de Oviedo. En todos los días que he paseado por allí y por todo su entorno, todos, absolutamente todos, los suelos están impecables, sin baches, sin superficies resbaladizas, sin estorbos ni obstáculos y totalmente transitables. Cuando he vuelto y me he reencontrado con los suelos míos, me han entrado ganas de llorar. Otra cosa que he “echado de menos” es la ausencia en las calles de… merdellones y merdellonas. No he visto horteras con fachas raras ni fulanitas de moños enhiestos y atavíos carnavalescos. Una delicia. ¡Ah! Y sólo vimos, fue en Gijón, una tienda de chinos. Raro.

La última reflexión viene sobre algo hoy de actualidad; el taxi. Mientras allí han sido todos, taxistas amables, con ganas de ayudar, y carreras baratas, nada más llegar al aeropuerto de aquí, tropezamos (literalmente) con uno de “nuestros” taxistas, uno de los que eso del “servicio público” lo tienen poco claro, y que además te pegan un clavo de órdago. Fue nuestra vuelta a la realidad.

Pongo una última foto de Oviedo desde el camino del Naranco y doy por cerrado este viaje.

Hasta mañana.                    Pepeprado

 

Written by Pepeprado
De Málaga, España