Cada vez está más claro que para los medios, eso que desde la Villa y Corte siempre han llamado ‘las provincias’, importamos poco. Hoy, todos los medios la tienen emprendida de forma casi monotemática con el asunto del tráfico en Madrid.

De esto, lo único claro es que doña Carmena quiere estar en el candelero todos los días, y que lo que opinen sus conciudadanos, especialmente si sus conciudadanos son de otro pelaje distinto al suyo, le importan tres leches y media. Claro que en esto, poco se diferencia de otros regidores de todos los partidos, que de sus ciudadanos solo están interesados en su papel de contribuyentes, de otros de sus problemas, ni siquiera opinan, y cada cual va a su bola. Ejemplos, todos, empezando por el de Málaga, donde cada día las actuaciones municipales están más aisladas de lo que digan u opinen los sufridores de la calle.

Por cierto, Madrid rebaja para el viernes y sábado las restricciones de tráfico, ya le parece que con este follón ya han cumplido… por ahora. Ya pensaran cómo meterse en otro charco.

De toda manera por ahí, escondidas, encuentro algunas noticias- Por ejemplo la de otra muestra del despilfarro de estos años pasados. Esta vez ple ha tocado al AVE de Valladolid, cuyo soterramiento ha entrado en barrena y ha dejado otro pufo millonario.

También que el CSIF y Arhoe (que no sé lo que es) “piden al Gobierno que dé ejemplo y cierre los ministerios a las seis”: Esto de las 35 horas semanales, que enarbola la JA, se pide siempre… para los funcionarios. Todo el mundo quiere salir a las 6 de la tarde, pero que las tiendas y los supermercados estén abiertos hasta la hora que a cada cual le venga bien. Están bien estas muestras de solidaridad.

En la adormilada política, el enternecedor mensaje de don Pablo pidiendo perdón por el espectáculo que están montando, pero ‘sólo’ porque está preocupado por… la posible “destrucción de Podemos” si no se frena “la espiral de torpeza”. O sea, no por coherencia, sino porque se les puede acabar el chollo a algunos.

De hoy mismo, que han entrullado a otro caradura que se hacía pasar por enfermo de cáncer para pedirle pasta a la sociedad. Me da la impresión qué, como sigan investigando estas cosas, nos vamos a llevar más sorpresas, porque sinvergüenzas hay más que botellines de cerveza.

Mientras tanto, siguen dándonos la vara con uno de esos términos que ahora son intocables, el de maridaje. Ahora es indispensable hacer un curso para tomarse un tinto y hay que saber idiomas para saber que le tienes que adjuntar a un bocadillo de chorizo para que el maridaje enológico sea adecuado y no te miren de soslayo los exquisitos.

Lo dejo, y para el final, la triste y curiosa nota necrológica, de alguien que antes era una gran artista, y que desde hace unos años, era sólo la madre de otra artista a la que sólo se le recuerdan unas películas en sderie; Debbie Reynolds que solo ha sobrevivido a su hija un día. D.e.P. las dos.

Hasta mañana                   Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España