Este lunes tiene algo de especial, y es que algunas cosas se han aclarado. Bueno, menos lo que toca don Donald, que tras danzar espada en mano, ahora se ha ido en plan pacificador, a poner de acuerdo a israelíes y palestinos. Pobres, la que les ha caído.

Lo gordo estaba aquí, y no es que Michel se haya ganado a futuro el puesto de entrenador del Madrid, sino el asunto ese de las elecciones socialistas. Vamos a verlas.

¿Quién ha ganado? Pues claramente y por amplia ventaja, don Pablo Iglesias, con el mérito añadido de haberlas ganado sin presentarse a ellas. Tras estos días que van a ser dedicados a cortar cabezas y a ajustar cuentas con deslenguados, cuando llegue la hora de la verdad, el nominal ganador, don pedro NoNo tendrá que tomar dos decisiones importantes. Una, rendir pleitesía a don Pablo y discutir con él si en su (de don Pablo) esquema, él ( don Pedro), en el grupo de palmeros, va a quedar por encima del otro enterrador, don Garzón. La segunda, ir a Cataluña a pagar sus deudas con los que le han hecho ganar estas elecciones y ponerse a las órdenes del independentismo, aunque sea buscándole al asunto un nombre más ¿digerible?

Los otros, más bien La Otra, también son dignos de estudio.

Don Patxi ha cumplido con lo que se esperaba. En este país de pocos pensadores, nadie lo ha escuchado y lo han votado sólo los de su parroquia, por aquello de que ‘el conocimiento da el cariño’, y con eso ya va honrosamente despachado.

Veamos a la Jequesa, que ha salido escaldada y con cara de mala leche. Ya algo de esto se veía venir desde el momento en que salió a defender su candidatura don Zapatero, porque este, todo lo que toca lo xode, pero ella en un alarde de presunto poderío no hizo caso al asunto. Sus gestos, sus malos modos y su soberbia descarada, que aquí en la Cortijá le valen aplausos y en el resto de su Taifa andaluza se le perdonan a base de subvenciones, por ahí fuera no valen. Si a esto le sumas, la tradicional desconfianza y la idea generalizada en toda España de que los andaluces somos como nuestros políticos, que aquí no curra nadie, nadie se levanta antes de las doce, o nadie abre un negocio con su propio dinero, sale esa cuenta que ha salido, en la que solo la han votado los agradecidos de la zona. Ni siquiera ha conseguido votos en Extremadura que está ahí al lado y que comparte esa inmerecida mala fama con nosotros. Este territorio, donde se curra con un sol de justicia, donde la Junta y sus asociados municipales esquilman a los ciudadanos con Ibis, impuestos de Transmisiones, se come las herencias, se reparten los puestos y los coches oficiales y se tapan los fraudes de los amigos, se merecía algo más. Aunque, desgraciadamente, juega sin contrincantes, y encima, con la ventaja de tener enfrente tejiendo hilos a don Arenas, el  único que es capaz de perder ante cualquiera.

Por eso, dejémoslo. Que le busquen al Málaga otro entrenador para cuando este se vaya a cobrar y hagamos lo único que nos queda; rezar y tomarnos un Gin-tonic… o dos.

Foto de mi plaza, donde quitaron un tablao e inmediatamente pusieron otro y me voy.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España