De fuera la triste noticia del asesinato de una joven golfista española, Celia Barquín, al parecer cometido por un salvaje sin más idea que violar y matar. Descanse en paz la chica y que castiguen como saben hacer allí, al asesino. Una noticia razonablemente buena, es que Corea del Norte ha dado una muestra de buena voluntad y promete va a eliminar su mayor central nuclear.

Ya nos venimos aquí, y aparte de las cochinadas políticas, otra mala noticia, el derrumbe del Hotel Ritz, que afortunadamente estaba cerrado y en obras. Ha habido un muerto pero si esto hubiera ocurrido con el hotel funcionando, la tragedia podría haber sido terrible.

De lo político, hace unos días hablaba de esa antigua habilidad para reconocer hechos en la prensa simplemente echándolos de menos, por su ausencia. Así, sin haberla visto, me doy cuenta que ayer el señor Aznar tuvo que darle un repaso importante a sus inquisidores, ¿Cómo sé esto sin haberlo visto? Pues simplemente al notar que hoy, en ningún medio, tele, radio o periódico, se le da ni una línea al asunto, esto significa que el resultado no fue del gusto de los “instructores” de esos medios.

En el asunto que tanto agobia a don Sánchez, nuestro léxico ya habitual se ha enriquecido con estos dos términos; “turnitin y plagscan”, los dos programas anti copia de los que ya hablamos como si fueran primos nuestros de toda la vida. La verdad es que estos programas están poniendo al señor Sánchez a caer de un burro, y encima está arrastrando a sus fieles de la Moncloa , esos que elaboraron unos estudios sobre el tema en los que sólo se había copiado un 0,8 %, informe que por cierto, C’s quiere que se publique también y se debata. Al único, aparte de al afectado, al que no le gusta que se publiquen los estudios imparciales del asunto es a don Pablo, que considera estas publicaciones de las cifras verdaderas, “muy irresponsable”. ¿Por qué será? ¿Tendrá entre sus fieles algún máster o doctorado que no puede resistir escrutinios? Veremos.

En otro intento de acallar el escándalo, el presidente lo hace a su estilo; “montando otro escándalo”. Porque no se puede llamar de otra manera su burdo intento de cargarse al Senado entremetiendo sus intenciones en una moción sobre violencia de género. Está aprovechando eso que llaman la violencia machista, para tapar sus vergüenzas, lo que no parece muy ético, aunque aquí, a estas alturas hablar de ética es superfluo.

Otra de sus ministras, doña Calviño, quiere meternos las cabras en el corral, y anuncia que se nos viene encima otra crisis económica. Lo simpático del asunto es que dice que “España debe estar preparado de forma «sólida y robusta» para evitar los ajustes de la última recesión”. De la última recesión la mejor manera de salir de ella fue quitar de en medio al señor R.Zapatero, y posiblemente para sortear esta nueva,  lo mejor seria quitarnos de encima a su clon actual. Lo dice además, el mismo día que nos cuentan que la luz cuesta hoy el doble que el año pasado, muy oportunista la señora.

También sigue sin verse, ni tomarse medidas, el informe sobre los libros de texto en Cataluña, donde nos acusan “a todos los españoles”, de todo, incluida la muerte de Manolete. En ese escondido informe también se dice que el 155 no sirvió para tomar ninguna medida en eso de la presunta Educación en Cataluña. Pero esto no se quiere tocar para “no molestar” a los socios.

En cuestiones más locales, doña Carmena ya ha salido del hospital y ha aprovechado para subir el precio de las entradas al mirador de Cibeles, cosa llamativa porque en etapas anteriores, la izquierda criticaba a muerte al PP simplemente por cobrar algo. Hay que ver como varían las cosas al tener el poder.

En Málaga, como ayer se cayó una rama del ficus de la Alameda, hoy se van a tomar medidas; hacer una comisión para ver si hay que podarlo. Esto de las comisiones es algo que gusta a todos. Así se gasta más pasta y se difumina el asunto.

Sigue el enfrentamiento entre dos insignes figuras municipales; el señor Cassá y la señora Porras, los dos más preocupados por la salud de los ciudadanos del mundo mundial. Dios los cría y ellos se juntan.

Para el final, un titular oportuno, este; “el parking en el aeropuerto puede costar más que el vuelo”. Esta es otra de las incongruencias de estos tiempos. Puedes viajar a la gran puñeta en avión por un puñado de higos, y el taxi al aeropuerto o el parking te pueden costar más que el vuelo. Después, queremos que esos vuelos sean cómodos, seguros y todavía más baratos….

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España