Parece que he podido corregir que siempre saliera la misma página de principio. Esto de la informática y la madre que la parió es una aventura diaria. Pero, bien está lo que bien acaba.

Hoy, las noticias extranjeras son variopintas y algunas envidiables. Los coreanos buenos, los del Sur van a juzgar a su presidenta y es hasta posible que la entaleguen, cosa que en estas latitudes no se puede hacer así por las buenas, ni con un concejal de pueblo.

Otros que se toman las cosas en serio, son los del asunto del accidente de los futbolistas. Para empezar han mandado al trullo al director de la compañía aérea Lamia. Este se la ha buscado por ahorrativo, por no querer gastar en combustible.

Una de las más malas, es la de seis policías que han matado en un atentado en las Pirámides de Giza, allí donde iban los turistas a montones. Otra es la de dos turistas a los que tirotearon en Rio, porque fiándose de un GPS se metieron en un barrio chungo, una favela peligrosa. Uno ha muerto y el otro está de los nervios aunque vivo.

También es noticia casi internacional, es que los de Bildu han bendecido a don Donald felicitándole de país soberano a país soberano, y le han prometido su colaboracion para sacar a EEUU adelante. Está salvado el rubio.

Hace un rato, se colaron en España vía Ceuta unos 430 inmigrantes. Pobre gente, no sé que van a hacer con ellos, pero pienso que cómo estarán en sus países cuando arriesgan tanto.

¡Cómo no! Siguen saliendo noticias de las buenas jugadas de los futboleros de pro. Ahora es don Raúl, el maravilloso, que además de cobrar por ser ‘embajador’ de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) en Estados Unidos, vivir allí como un marajá y estar al pairo de todo, el que ha salido en los papeles, porque ha suspendido pagos por la bonita cifra de  deudas de 13,8 millones. Eso sí, previamente, de la empresa suspendida habían desaparecido unos pocos de millones. Creo que a eso se le llama de alguna manera y tiene cárcel, por ejemplo alzamiento de bienes, pero el bueno de don Raúl, tiene el lila perfecto para cargar con las culpas; su mamá, a la que había nombrado administradora. Todo un dechado de perfección.

De Málaga, sólo voy a decir, que el espejo en que se miran nuestros alcalde y concejales, Venecia, para hacer esa ciudad teatral, solo buena para espectáculos varios y visitas turísticas, lo lleva fatal, o, según lo miran ellos, fenomenal, porque se les están yendo los autóctonos. Que es, precisamente lo que buscan aquí, que los resistentes nos vayamos o nos muramos, para poder dedicarse al teatro a lo grande; “La ciudad de los canales pierde población al mismo ritmo que durante la peste de 1630. La nueva pandemia es la masificación turística”. Ya lo dije hace poco; en Venecia, lo más difícil de ver era… un veneciano o veneciana. Pero eso, a algunos les va a sonar a gloria.

Otro día voy a hablar de este otro titular; “Pacientes del SAS tardan más de medio año en ser diagnosticados en algunas especialidades en Málaga.” Ni diagnosticados ni siquiera vistos; doy fe.

Me voy, pero una noticia. Ya ha llegado el Gordo de Coloráo; ha dejado varios fardos de hachís en la playa de La Carihuela. Feliz Navidad, ha, ha, ha

Hasta mañana  Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España