De cosas importantes, aunque inentendibles, hay algunas hoy. Cómo casi siempre, el Maúro manda en la clasificación de desvaríos diversos. Tras llamar a don Mariano, “racista y basura colonialista corrupta” y ensalzar a Podemos, cosa que a estos debe haberles sonado fatal en estos momentos, pasa a sus medidas importantes para ahorrar energía; “que las mujeres no utilicen el secador”, además, claro, de no trabajar los viernes. Todo muy efectivo.

También ha reaparecido el señor Castro, al que deben haber sacado del embalsamador para airearlo. Lo dejamos, que tome el aire.

De los asuntos panameños, ya están saliendo, muy poco a poco, los nombres que animan al personal. Entre ellos, unos que van a alegrar mucho a los progres, los bisnietos de Franco. Sólo con esto ya tienen para echar unos días despotricando, acusando de fascistas a todo lo que se mueva y a tirar de la memoria histórica e histérica por si hubiera algunas elecciones.

De todo, lo más simpaticón, ha sido el alias que el tal Ulegué Puyol Ferrusola. Para disimular, ha usado, el siguiente “Olegario Pujol Solá”. Precioso, sólo me gustaría saber si en las negociaciones con los panameños, también usó el aborrecido castellano, o enhebró el noble y culto catalá, tan extendido por el mundo.

De esa presunta entrevista, que todos (menos yo) esperaban que saliera algo, salió lo previsto de verdad; la nada más absoluta. Todos siguen bailando al son de don Pablo, y don Pedro sigue en su nube, esperando el milagro. Al final, todos tragarán, pero mientras tanto, siguen con el teatrillo, entre otras cosas, para ir comiéndole la moral a don Pedro.

Como en la Junta de doña Susana todo sigue igual, ella a lo suyo y los demás tragando, mejor lo dejamos.

Así nos venimos a Málaga donde las noticias son estupendas. En una nos advierten que hay una banda que entra en pisos vacíos, cambia las cerraduras y los alquila; en otra que han ocupado un bloque entero; que vuelven a decir que van a acabar las obras del tramo del metro en la avenida de Andalucía, que lleva parado más de un año, etc… En fin, lo dicho, todo buenas noticias.

Para estar al día, ahora van a juzgar a alguien, una podemita camuflada en eso que se llama Málaga Ahora, la número seis de Málaga, por una de las borricadas que hicieron… en el año 2013, la preciosa e instructiva procesión del Santo Chumino Rebelde, cuando pasearon por el centro esa bella imagen.

La “pobre” criaturita, de nombre Elisa Mandillo, ha sido imputada por “un delito contra los sentimientos religiosos”, tras haber sido denunciada por la Asociación Española de Abogados Cristianos. Con esto, se está ayudando a crear otra mártir de la libertad, que naturalmente aspira a lo que todos, sueldo gordo, despacho y coche oficial, algo así como doña Colau. Tiempo al tiempo.

Hasta el lunes.            Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España