Con otros ruidos estamos olvidando que ahí mismo, enfrente, también tienen follones. En la vecina Marruecos, ya se daban de tortas entre manifestantes y policía, algo nunca visto. Ojito con estos líos que los tenemos de vecinos y lo que pase allí puede afectarnos muy de cerca.

En el UK, donde por fin dejaron a la familia ver el cadáver del joven Ignacio Echeverría, se ha estrellado doña Theresa. Aunque ha perdido la mayoría absoluta, su rival que sí ha perdido las elecciones, le pide que dimita. Lo lleva claro, pero me da la nariz que la doñita es de las que no sueltan un sillón así por las buenas.

Lo que sí es para nota es lo de Emiratos Árabes Unidos, donde ya han avisado que mandaran al talego a quienes «muestren simpatía» hacia Qatar. La pregunta importante es; ¿Cómo se mide la simpatía? Porque quien más quien menos, tragamos con gente que nos cae poco simpática procurando no se nos note demasiado.

Aquí, como es habitual, el principal animador del asunto es el podemísmo hambriento de pantallas y titulares. Ayer se estrellaron en el ensayo general de la moción de censura próxima. No les importa, ellos a salir en la tele. Además, se ve de primera mano que tienen a gran parte de los medios “controlados”, por ejemplo, su más importante alcalde, el de primoroso nombre, don Kichi, va a los juzgados por lenguaraz, y apenas le dan importancia al asunto. ¿Alguien se imagina lo que estaría pasando en caso contrario, si fuera doña Teófila la que lo hubiera insultado a él?

Al que le han dado una pedrada a sus aspiraciones es a don Albert; lo ha apoyado don Aznar. Con esto pierde imagen, seguro.

Lo más gordo, es que el TC ha puesto del revés a don Montoro por su llamada amnistía fiscal. Ahora toca explicarla, pero los que se acogieron ya están ‘perdonados’, que era lo que se buscaba.

Mientras, don Pedro tiene un chumbo entre manos, su Congreso, donde él está pidiendo “no piten a Susana Díaz”. Veremos cómo termina eso, porque encerrar juntos a todas las tendencias puede ser explosivo.

Cercano. La Jequesa ha remodelado “su” junta”, poniendo sólo a sus fieles, para defender el fuerte. Aquí no se mueve ni un pelo. No es que no salga en la foto, es que se lo lamina.

Acaba de salir don Puigdemont para dar la fecha del presunto referéndum. Va a ser, o al menos eso dice él, el 1 de Octubre, (él quería que fuera el 30 de Febrero). La pregunta es un totum revolutum; segregación, republica, y adhesión al Divino Líder. Vamos, una cosa así como en Corea del Norte pero con otro peinado. A él le habría gustado algo más simple, algo así; ¿Preferís estar bajo el yugo totalitario de España, que nos roba todos los días, o simplemente me amáis?

Lo que si tendríamos que estudiar algún día es la relación fatal entre nacionalismo segregacionista y peluqueros. Es un estudio sociológico que nos falta, pero que puede intentar explicar el extraño efecto externo de esos pensamientos internos tan extremistas.

Con esto, voy a terminar, empieza ya mismo un finde, y me lo voy a tomar con calma.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España