En esta vorágine de que cada día sea el día de algo, hoy cuentan es el de la Depresión. La verdad es que vistas las noticias de hoy, es un día muy apropiado, especialmente porque te deprime y hace perder cualquier resto de confianza en esta sociedad cuando lees, por ejemplo, las lista de candidatos al Premio Nobel de la Paz; Puigdemont, Trump y Kim Jong-un y otros Al menos acabo de oír se lo han dado a un  congoleño que hizo algo efectivo por su pueblo. Menos mal.

También deprime saber lo que cobran los alcaldes, algunos alcaldes porque al menos hay unos 2.500 que no cobran nada y más de 500 con menos de 1.000 euros al año. Pero otros cobran verdaderas barbaridades, y entre todos y todas, la que más, la inepta señora Carmena qué, por hundir Madrid, cobró el año pasado nada menos que 102.009,97.

Deprime también que una señora ministra diga con toda su jeta que su chalet sólo vale 195.408 €,  “pero fue tasado en 1,08 millones al escriturarlo en 2010 por la crisis”. Todo queda por debajo de la tasación real, que por comparación con otros de su entorno está en 1,55 millones.

Estas depresiones te vienen casi por asco. Para sumarse a ese asco, los ministros de ese Gobierno descolocan al personal. Por un lado la señora Montero casi jura que las andaluzas no coincidirán con las generales, y otro el señor Borrell dice que si los separatistas se escaquean con los presupuestos, el presidente “valorara” ir a elecciones, con lo cual admite dos cosas; que están cogidos por las bajeras por los separatistas, y que lo de ir a las urnas ellos lo consideran una amenaza. Después, para seguir con su política de “hoy si, mañana no, pasado tal vez”, Moncloa, es decir, el señor Redondo, asegura que “el  Gobierno seguirá con o sin Presupuestos”. Y este es el que manda. Con vistas a esas lejana elecciones, don Sánchez está brujuleando para conseguir una censura legal contra los (pocos) medios críticos con él.

En los terrenos de los indepes, don Puchmamón le manda al Parlament que no acate los dictámenes del Tribunal Supremo, y su admiradora, doña Colau, para ayudarle, va a disolver a sus antidisturbios para que no molesten a los CDRs. Con estas cosas, la realidad es que ahora, tras sus actuaciones, “Una de cada cuatro empresas que tiene que solicitar concurso de acreedores en España está localizada en Cataluña”. A ver si se lo piensan.

De las noticias carcelarias, al final don Rato va a ir a la cárcel, esto lo dicen todos los medios. Olvidan convenientemente que le van a acompañar; un exsecretario de Estado, un miembro de IU, otro de UGT, 2 de CCOO, y 6 del PSOE que también “disfrutaron” de las black. El único que se ha escapado, (le han echado un año y con eso no entra en el talego), es “curiosamente”, el papá del señor Espinar, ese que ataca a todo el mundo. Esto me resulta muy curioso, pero ahí queda.

En el ambiente cultural existente, ahora se van a poner de moda las pelis mostrándonos a ETA como unos valientes guerreros que luchaban por la libertad. Ya han empezado, y cómo es natural, todas las que hagan, las pondrán en RTVE.

En la Cortijá, salen datos. Ese invento de la agencia Ideas, la que regalaba cursos y dineros para los EREs, “acumula pérdidas por 521 millones de euros”. Eso no llama la atención de doña Susana. Ella está centrada en quitarles la Mezquita de Córdoba a la Iglesia, para usarla para dar festivales o “devolvérsela” a los musulmanes. O cavila en recurrir a médicos del SAS para dar clases en las facultades. Lo suyo, desvestir a unos santos para malvestir a otros.

De Málaga, donde sigue haciendo calor y sin llover, sólo me he podido quedar con una gran noticia, cuyo interés es tal, que obnubiló mi mente para seguir instruyéndome sobre la vida diaria.

La noticia es que por fin, el Ayto. va a tomar medidas. Grandes medidas sobre los escándalos callejeros. La primera drástica, la medida de choque, la excretó don Francisco ayer mismo; “El alcalde pide hablar bajito para evitar el ruido en las calles”. Esto, sumado a aquella de los litros de agua de cada ducha, es del tipo de las que pueden recobrar a Málaga como ese paraíso perdido.

Lo tengo que dejar, esta noticia me ha impactado. Tói enajenáo.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España