Este es ya, con definición o sin ella, un país de locos, y con muchos sospechosos de otras cosas del dinero.

Para empezar tenemos una perla cultivada de gran finura y delicado oriente, la arenga de la diputada del flequillo cortado a hachazos, a su tribu; “Anna Gabriel (CUP): “Soy una puta, traidora, amargada y mal follada”. Ante este derroche de elegancia, quiero que quede claro que son sus palabras, no las mías.

Otra de locos; como aquí cada cual se monta un festival, unos premios, o un concurso a medida, ahora, del 28 al 31 de enero, se celebra Cutrecom, un festival de pelis malas a reventar. Tiene que estar bien, y además estos no hacen daño a nadie, son cineastas sin malear, sin que los popes de la Academia los hayan “educado”.

Ahora de sospechosos. Hay algo que cada vez me resulta más sospechoso, la facilidad que tienen algunos imputados en sacar pasta para pagar fianzas. Como un ejemplo, ahora a los de Valencia les han impuesto fianzas millonarias, por ejemplo a Rus dos millones, y ya todos las han aflojado sin problema. Mi pregunta (a mí mismo, no a nadie) es, ¿cuántos españolitos de a pie tienen en la cuenta unos milloncejos preparados para esto? Yo, por más que busco en la mía nunca me salen esos millones, quizás porque nunca entré en política.

Es también curiosón, que el que enarbola eso de la reforma de las costumbres, don Pablo, tenga unos ingresos anuales, confesados en su declaración, de más de 100.000 euros al año, eso sin haberle hincado el diente a la política de pago, mientras mantiene un piso de protección social a nombre de mamá para sus emisoras.

Otra de las “reformadoras”, es doña Colau, que ya se olvida de eso del ahorro y se gasta una pasta gansa, (1,5 millones) del contribuyente en… “encuestas de opinión”.

Para cambiar, una nota tierna e ilusionada; “Barberá: Que yo sepa, en Valencia nunca se ha amañado un contrato”. Otra que no se enteraba de nada, y van…

Como es viernes y ando corto (de tiempo, no de otras cosas), termino, pero para no dejar mal sabor, una nota de alguien que sí lo ha hecho bien, aunque aquí no se le haga ni puñetero caso; “Javier Fernández, cuarto título europeo con ¡60 puntos de ventaja!”

¡Ah! Y en Málaga dicen que las autorizaciones para terraza se han duplicado en 5 años. Primero, ¿Quién hace esas cuentas? Más, ¿de las terrazas en la calle? ¿O de las de edificios sin papeles?

Hasta el lunes.   Pepeprado

Written by