Como siempre, antes, una nota del exterior. En este caso es el Gordito el que anima el cotarro llamando a don Trump “viejo chocho”. Ya veremos cómo se lo toma el Rubio oxigenado. Cómo de lo de Méjico me da una pena inmensa solo pensarlo, mejor lo dejo y me vuelvo a nuestros problemas.

En el más gordo de ello, el catalán naturalmente, todo va de manual. Los manuales de terrorismo y agitación, marcan unas pautas para cada momento. Como ya se ha pasado la etapa de agresiones en la calle, y de movilizaciones, (en este caso, por cierto, bastante horteras) lo siguiente es… el muerto correspondiente para tener un héroe al que elevar a los altares de la lucha por la libertad.

Aunque doña Forcadell, esa impresentable en sus cometidos, diga; “Los detenidos son nuestros héroes”, este tipo de héroes no da lustre, tanto es así que a algunos los están “dimitiendo” para que no tengan que pagar a Hacienda.

Lo que marca el manual es, simplemente, que haya un muerto, y en casos como este en los que la policía y la GC estén lo bastante templados para no tirar de gatillo, se pasa al plan B, es decir, alguno de los revolucionarios propios, le pega un tiro a uno de los suyos, y se culpa de ello al primer uniforme que ande por allí, aunque esté tomando café. Si se puede conseguir una foto de ese ese momento, claro que sin que se le vea la jeta al asesino, y del revuelo posterior, con mucha sangre derramada, y alguna otra foto de algún policía con un arma en la mano, aunque sea de cualquier otro sitio y tiempo, está conseguido el mártir. Tiene esto la ventaja añadida qué, para esos corresponsales extranjeros, que gustan destacar eso que ellos llaman “la España Negra” y que según un periódico son “seducidos por la épica”, se desparramaran y sin pararse mucho a pensar ni a investigar, pondrán al Gobierno de turno en la picota. Así venderán una guerra sin necesidad de ir a ella.

Curiosamente ninguno de esos corresponsales, ni extraños, ni siquiera los propios, se hace la pregunta clásica; “y esto quien lo paga”. Porque yo, un pacífico andaluz de esos qué, aunque ellos digan lo contrario, siempre curré a tope, como casi todo el resto de los andaluces, me pregunto, donde hay esas empresas que permiten que sus currantes estén todos estos días en la calle vociferando, (¿o es que en realidad eso de vociferar es el curro por el que cobran?) También me gustaría saber quién paga esas viandas que todos los días están a disposición de esos “guerreros de la libertad”.

Es sorprendente que la industriosa Cataluña, esa que según ellos es la única donde se trabaja, esté perdiendo tantos jornales sin que a nadie importe. A ver quién contesta estas preguntas y dice quien lo paga… porqué y para qué.

Así que nos extrañemos que el “muerto indispensable” esté al caer. Está en los manuales.

De lo demás, mejor no hablar, son guarrerías mínimas, de esas de todos los días. Por ejemplo, que el ¿fugado? ex concejal pagó “casualmente” en 2008 lo único a lo que entonces estaba condenado en firme. Y nosotros sin enterarnos. ¿Lo pagó desde Argentina?

Para que estas cosas puedan seguir pasando, en Marbella, que parece que no escarmientan, han aprobado un reglamento que permite contratar a “13 directores generales sin exigir que sean funcionarios”. Es decir, ‘digitalmente’. ¡Olé!

En nuestra ciudad, en una hoy desmotorizada jornada, que es solo una prueba para ver qué pasa cuando peatonalicen “todo” el centro ‘actual’ y como se beneficiará al ‘nuevo centro’, solo una nota al margen; “La CEM apoya la torre del Puerto y pide a la Junta la tramitación simplificada”. Hay prisa por hacer el negocio.

Hasta mañana… o el lunes, qué más da.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España