Del exterior, un nuevo ataque suicida, esta vez en Afganistán y contra una ONG, Save the Children, cuyo único pecado es ayudar a niños y salvarlos en la medida de lo posible. Estos bestias de los ataques no tienen perdón.

Vamos con las verdades. Por primera vez traigo aquí a un cocinero de moda, a don Benito Gómez, maestro fogonero en Ronda, que ha dicho una verdad como un templo; “Si la manteca colorá viniera de Tailandia, sería la hostia”. Esto mismo pasa con algunas viandas, ejemplo los huevos fritos, si estos fueran muy caros y vinieran de la Gran Puñeta, la gente se daría de hostias por pedirlos, pero como son humildes y locales, parece que ponerlos en una carta es un desprestigio. A lo más que se llega es a poner un sucedáneo, los huevos estrellados con patatas fritas congeladas y algo más encima, para que parezcan más seductores y modernos.

.Ahora la novedades. Una vergonzante; la Eurocámara anda trasteando para nombrar a más enchufados. Como se les van a ir 73 británicos, en vez de quedarse con los que hay, los van a sustituir para que el dinero se siga gastando. En este reparto, España va a sumar 5 más y ahora vendrán las peleas por colocar al amiguete, porque esto es un chollo de narices.

Novedad también, que unos medios de comunicación extranjeros, los daneses, pongan al Impresentable en su lugar, llamándolo “demagogo” y “egoísta”, cuando lo habitual es que a quien pongan a caer de un burro sea al Gobierno de España, sea el que sea. Bien está… si esto cambia.

En el Gran Problema, aparte de estar el Gobierno completamente asustado de que el fulano ese se les cuele en la frontera y se presente en  el Parlament, ahora la GC está registrando las sedes de esas extrañas asociaciones, ANC, Òmnium, que se colaban hasta en las reuniones del Gobierno puigdemoníaco, y la del Centro de Telecomunicaciones, a ver lo que encuentran.

Al menos algo se está consiguiendo, el Museo de Lleida, por fin, ha entregado el último cuadro a Sijena, en  Aragón. Ha costado más que el parto de los montes, pero lo han soltado, eso sí, sin pagar por el traslado.

Hay otras novedades, pero son de esas que a mí me gustan, las de aportaciones al lenguaje. En Madrid a una policía municipal la han ascendido a subinspectora, y lo ha celebrado con estas declaraciones; ”Ascender es muy difícil, hay micromachísmos”. Eso del micromachísmo me parece un hallazgo, supongo también habrá mediomachísmo y macromachísmo (o megamachísmo, para ser cool). Es la especialización llevada a la calle.

Otra es de aquí mismo, de Málaga. Ayer me pilló en la carretera eso que antes se llamaba una niebla de coj… Hoy me entero que era ; “una boria, o taró para los marengos” y que es a casusa de la “diferencia de temperatura entre la superficie del agua en el mar y el viento suave y cálido”. Muy bien, todo es cultura, y ya nos quedamos con eso de la boria o el taró, aunque me llama la atención que una es femenina y el otro es masculino. Para terminar de adornarlo, también se llama “niebla de advección”. Me sigue pareciendo más de andar por casa, eso de una niebla de coj…

Últimamente hay otra gran novedad, una que viene a enfrentarse a los que claman por un mayor control, de las armas. Estoy convencido que las que más matan no son las que están controladas, sino las que circulan por el submundo, pero a lo que vamos. Últimamente la gente mata a martillazos, a planchazos y ayer en Málaga, un  bestia le atizó a una mujer, su pareja, con una olla. Le produjo ‘fractura craneal y hemorragia cerebral”. Ante esto, ¿Qué hacemos?, ¿Pedimos que también se expidan licencias para ollas, planchas de planchar y sartenes? Como siempre he opinado que las que matan no son las armas, sino los que las empuñan, sigo pensando que a los que hay que controlar es a esos, a los que las esgrimen. Nunca se ha sabido de un arma que salga sola de su funda, se cargue, apunte y se dispare por sí misma. En cambio, en esa reyerta que hubo en Coin, y en sus represalias, a los que había que controlar es a los que se enfrascaron en ellas, los hierros y los aceros no eran los culpables. Ahora, ya tarde, llevan investigados a otros cinco (ya van 14), pero tarde. Los muertos muy muertos están.   

De la capital, dicen que; “La prohibición de nuevos bares arrancará este año en las calles más ruidosas del Centro y Teatinos”. ¿Quién decide quienes son los que hacen más ruido? ¿El mismo que da las licencias? Y… ¿qué pasa con los que no tienen licencia, que haberlos haylos? ¿Y con los que hacen ruido fuera de los bares?…. Veremos.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España