Es algo personal, estoy de vuelta no solo de mi interesado viaje a Sevilla, también a eso que se llama, poder pensar medianamente bien, así que intentaré ponerme al día, no sin antes pedir disculpas por mi falta, y explicar fue por una enfermedad grave de mi hijo mayor, que, parece que, gracias a Dios, va a superar.

Ya metidos en harina, del extranjero, siguen las noticias de Siria y alrededores, donde siguen matándose con bombardeos que veces ni se sabe quién los ha hecho. En el último, 14 muertos, y como algunos son iraníes, ya mismo estos se suman a la fiesta.

Aún lejos, en Brasil, han metido en la cárcel a don Lula. Hace nada, este era el salvador del país, el ídolo de toda Sudamérica y un mesías redivivo, un nuevo dios Apìs, ahora, en la cárcel. Al menos, es mejor pensar que la Justicia allí, funciona… para todos. Al menos es lo que quiero creer, ya que en otros sitios, por ejemplo, aquí o en Alemania, se despacha en los despachos.

En Alemania se va a notar al ver la diferencia de trato con el otra vez Impresentable, y los que atentaron con cuchillos en una maratón, a esos les va a caer la del pulpo, al otro… honores y juerga.

Aquí, una vez deglutido, que no digerido, aunque las dos protagonistas han intentado arreglarlo, el desplante de doña Letizia y su niña, a la única persona pública a la que todo el país respeta, lo que ha quedado es el descrédito de la actual reina, la que ha conseguido lo peor que podía conseguir; ser materia de chistes y caricaturas. Que se lo piense.

Tras esto, el otro gran tema es el del Master Fantasma. Visto lo que se ve, doña Cristina no vio el Master ni en pintura, pero las consecuencias son más graves. La credibilidad de la Universidad Rey Juan Carlos, ha caído en picado, por si algo le faltara, se ha descubierto que el autor del chivatazo, es un profesor de ella, con evidente intención política partidaria, y las actuaciones de rectores, catedráticos y profesores, están dejando a la vista algunas de las miserias de las universidades, porque no nos engañemos, esas peleas cainitas y esas envidias clasistas las hay en todas, quizás en esta algo más, pero me parece que sólo un poco más. Esta es otra forma más de los políticos de buscar el mal de los oponentes, aunque sea a costa de cargarse al país. Para resumir, adiós doña Cristina y recapacite sobre qué puñetera falta le hacía ese regalo, y eso de inventarse un master, y recapacitemos nosotros sobre el diferente rasero que emplean los medios para medir los fallos y las faltas de vergüenza de los que mandan.

El silencio sepulcral ante otros másteres, e incluso carreras, de otros ejercientes de la política, cuando estos eran del POSE, no cuadra con la escandalera con la que se han agarrado a esta.

Ni siquiera la vergonzante situación en la Cortijá de doña Susana de dos expresidentes, se merece más que algunas notas en páginas interiores, mientras que un pecado menor de egolatría, sin daños colaterales, ha sido pasto de portadas y editoriales.

Mientras, el PP intenta apagar el incendio, echándole agua… a C´s, y este mira al tendido. Por su parte don Pedro cree que con esto, va a subir a los altares monclovitas, y don Pablo, preocupado por los nombres que les va a poner a sus futuros rorros (¿Quizás Lenin y Stalin?), ya que el apellido lo va a sortear con la mamá. ¡Ah! Del señor Garzón II, nada se sabe, quizás porque nadie sabe qué hacer con él.

De la Esquina Irredenta, más de lo mismo. Como un ciudadano de Gerona ha matado a su mujer y lo han metido en la cárcel, es posible que lo presenten candidato a President. Y en medio del fregado, los Reyes a Barcelona, y esos de los CDR encantados porque así van a salir más ellos en las teles.

En la Cortijá, ayer don Mariano se decidió a darse un festival de aplausos entre sus correligionarios, y los antes nombrados, Griñón y Chaves, por fin, van decir algo en el juicio de los EREs, ese que no interesa a la prensa.

De Málaga, aún no he tenido tiempo de catarla, así que lo dejo para otro día.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España