Tras más de diez días, exactamente 12, de silencio bloguero, ocasionado por un bichito informático con una mala leshe propia de políticos cabreados, que dejó este blog pachucho, fané  y descangallado.

Cómo la recuperación ha sido de hace solo unos minutos, no me va a dar tiempo a comentar nada de lo que ha pasado en estos días de ausencia. Solo cuelgo esto, a modo de probatura, para comprobar que la máquina funciona, y para aprovechar la ocasión para dar las gracias a los que os habéis interesado por mi salud, creyendo que el enfermo era yo, en vez del instrumento tecnológico, que a veces se vuelve tecno-ilógico.

Espero que o bien esta tarde, o si no, ya mañana, me podré poner al machito de hacer un resumen de lo que he visto, oído y sufrido durante estos días de ausencia, que han sido feraces y feroces en la actualidad.

Repito las gracias, y hasta la próxima.

Pepeprado

Written by Pepeprado