No lo titulo Día de los Inocentes, porque ahora casi nadie sabe a qué inocentes se refiere la celebración. A lo que vamos. Antes se daban inocentadas, generalmente muy blancas y realmente inocentes. Después se empezaron a lanzar chorradas, y últimamente algunas eran hasta sangrantes. Ahora, las inocentadas nos las van dando durante todo el año, porque ¿qué otra cosa es el asunto del Okupa de la Moncloa? Así, que dejemos esto y vamos a lo que es un día normal.

Para alegrarnos la vida “el IPC se desploma cinco décimas en diciembre, hasta el 1,2%”, con eso despedimos el año. Hay al menos una buena noticia, ha aparecido la menor perdida de vista en Navarra. Dicen está en perfecto estado, pero el asunto está poco claro, porque la moza ha pasado por varios centros de menores, y se escapó del último. No queda muy claro que pasa con esta familia, pero al menos, no ha habido sangre de por medio.

Lo que sí es reconfortante es saber qué, al menos, quedan algunas personas justas y coherentes. El ejemplo lo ha dado don José María Múgica, hijo de uno de los asesinados por ETA, un histórico del PSOE, que al ver a uno de los ¿colaboradores? de los asesinos de su padre brindando con una directiva de su partido, se ha dado de baja en él. Considera que eso no se puede hacer en su nombre. Enhorabuena por su hombría de bien.

No se puede decir lo mismo del matrimonio de la pareja ‘co-presidente&doña Irene’, que niega un espacio mínimo en su casoplón para que los Guardias Civiles que les pagamos para su protección, puedan poner una caseta para sus necesidades mínimas. La van a tener que poner en la calle, para no molestar a estos líderes del pueblo llano. Estas cosas están dando resultado. Se les está yendo la clientela; “otra escisión en Podemos: críticos expulsados registran un nuevo partido político.

Para distraer al personal, las emisoras y periódicos afectos, dan gran publicidad a la condena a doña Ana Botella, aunque esta dice que va a recurrirla porque ella “no intervino en la venta de esas viviendas”.

Pocas atenciones en cambio le prestan a los 21.000€ que se gastó el Títere en ir a Suiza a visitar a los expatriados Gabriel y Rovira, ni, por supuesto, a las excusas del Sánchez para no dar datos de lo que se gasta en viajes. Otra cosa sería si estos viajes se los tuvieran que pagar de su bolsillo, pero como, nunca mejor dicho, “disparan con pólvora del Rey”…

Hablemos del polvorín andaluz. Algunos dicen ya está pactado el nuevo Gobierno, ya se verá. Los peperos dicen que este pacto es un preámbulo de otros en España, y Susana Díaz muestra su mala educación evitando saludar al señor Marín en el Parlamento. Debería aprender de, por ejemplo, doña Michelle Obama qué, gracias a su forma de ser, ya es la mujer más admirada de EEUU”. Eso se consigue a base de educación, y esta se demuestra mejor al perder, porque al ganar todo es facilón.

Hay de esto del nuevo Parlamento, una noticia que me llama la atención; “Valls rechaza el acuerdo con Vox y asegura que antes preferiría perder un gobierno”. Según mis noticias, Vox no tiene ningún muerto a sus espaldas, no ha ejecutado ningún acto revolucionario, y no tiene cedeerres o kalesborrokas en sus filas. Mientras al no-señor Otegui se le alaba, se le paga un sueldo como parlamentario, y se le recibe en todas partes, a estos, que son nuevos y de los que hasta ahora se sabe poco, y nada malo, se los crucifica «preventivamente». Es la continuación de ese evitar hablar de una “extrema izquierda” mientras se difunde y se le pone bocina por doquier a lo de “extrema derecha”. Creo que estos como Valls, se están dando un tiro en el pie, y que cada vez que le dan caña al nuevo partido, en realidad le están haciendo un favor y le están subiendo el caladero de votos. Si no, al tiempo.

Uno de estos que se apuntan a lo de darse el tiro es don Daniel Pérez, portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, que se ha montado un video publicitario con el único y exclusivo propósito de qué, le ayuden “a parar a Vox”. Otro lumbreras de la política.

Bueno, la única inocentada real, entre otras cosas porque en ella hay muchos inocentes, ha sido la llegada, naturalmente a un puerto del Sur, del buque ‘Open Arms’. Ya hay en Algeciras otros 300 inmigrantes o más. Mientras, el Sánchez les ofrece dinero y un billete de avión a los de Mali si se van. ¡Angelito!

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España