Hoy es un día complicado y hasta peligroso, porque las noticias que salen y dicen periódicos y teles, pueden ser eso que llaman inocentadas, especialmente teniendo en cuenta que la mayoría de las noticias de todo el año, a veces parecen  dedicadas a que inocentes como nosotros nos la traguemos y así son felices.

Por si acaso, no beberé en esas fuentes y sólo dejaré volar la imaginación. Eso sí, no me voy a olvidar que a doña Cristina, la Recauchutada argentina, la van a juzgar. Creo que para empezar podría explicar de dónde han salido los 664 millones de dólares que ha puesto sobre la mesa de la justicia argentina para su fianza. No creo que haya muchos argentinos que hayan podido ahorrar esa cantidad en los últimos diez o doce años.

De por aquí, volver a sorprenderme de la cantidad de premios, que se reparten algunos. En esto de montarse chiringuitos para repartirse premios, compiten a todo plan, los artistas de cine y los futbolistas de relumbrón. Cada mes, más o menos, hay un nuevo reparto de premios, para darse auto bombo. La única diferencia que veo, es que los artistas se reparten los premios entre unos pocos, a veces entre ‘unos casi muchos’, y así hay quienes tienen los goyas por docenas, mientras los peloteros siempre se lo reparten entre los mismos. Entre estos, en el último reparto ha habido una novedad, le han dado un premio… al mejor representante. Imagino que será el que mejor ‘ajuste’ los contratos para que las Haciendas de todos los países se queden a oscuras.

Son también sorprendentes algunas de esas nuevas ¿profesiones? que han salido a flote en estos tiempos, pero entre ellas, hay una que es sencillamente el despiporre; la de influencer.

Esto significa que hay personajes y personajas, que generalmente operan en Internet, a los que una multitud de gente, que a su vez demuestran encefalogramas planos para algunas cosas, que siguen obedientemente los que estos nuevos líderes del gusto y la opinión les dicen. No tengo muy claro si los seguidores de estos nuevos flautistas del Hamelin internaútico, los siguen simplemente porque su capacidad de pensar está bajo mínimos por falta de riego, o es que son tan flojos, que eso de pensar, discernir y elegir entre opciones se les hace muy cuesta arriba y prefieren que estos nuevos ídolos de la modernidad (o las marcas que los patrocinan) piensen por ellos y los lleven por las trilladas sendas del modernísmo cutrefacto.

Todo esto puede parecer una chorrada, si no fuera porque… estos ‘influenciados’ son los mismos que votan en las elecciones generales. Es quizás una de las explicaciones del porqué estamos como estamos, y ahí también entran los gabinetes de las juventudes de cada partido que se entregan a engordar estadísticas antes de cada elección para ser ellos también ¡influencers de tomo y lomo! (y de camino hacer méritos para el posible carguillo con sueldo del futuro).

Lo voy a dejar no es día para arriesgarse a meter el pinrel para regocijo de algunos. Mañana será otro día.

Hasta mañana.           Pepeprado

manifa-navidadN.B.- Por cierto, pongo una foto de ayer con algo inédito ¡una manifestación en la plaza con banderas de España incluidas! Era de unos ciudadanos negros, (lo que decían no importa) con las banderas de su país y… algunas de este. Increíble.

Written by Pepeprado
De Málaga, España