Hoy es ese día imposible en que no puedes poner una radio, ni una tele, ni cosa parecida sin que te agobien con la Lotería. Primero es hasta que llega el sorteo, cuando todo quisqui te desea que te toque a ti, cuando en realidad lo que piensan es que le toque a él o ella. Después, viene el torrezno de los medios, enseñándote a gente que le ha tocado, tirando champan por los suelos y hablando de tapar agujeros. Siempre me he preguntado como el país no se derrumba con tantos agujeros. 

Dejo, la Lotería, para los medios oficiales, y le echo un vistazo a cómo va, de verdad, el país. Me salen preguntas, tales ¿cómo nos la hemos arreglado para que salgan estas terribles noticias… todos los días?, o, ¿Cómo hemos criado a esta juventud?  

Por ejemplo, esta nueva generación de “youtubers” que cree que puede hacer de todo; “Arrestan a cuatro ‘youtubers’ por simular un alijo de hachís con falsos Kalashnikov en El Palo”. Estos, lo de montar chorradas con kalashnikovs de juguete les parece normal, sin pararse a pensar que tal y como está el patio, se podía haber liado si algún agente de la ley se hubiera puesto nervioso al verlos.

O esta otra noticia; “Detenido un menor que tiró al suelo a su profesora a golpes”. Para que el asunto sea más sangrante, la profesora le daba clases de Ética. Pero, ¿qué ética se le va a pedir a este mastuerzo cuando crezca?

Otra más; “Arrestan a un joven acusado de difundir fotos de una menor de 15 años desnuda”. Eso del respeto al prójimo, ¿dónde ha quedado? Repito la pregunta inicial, ¿Cómo hemos permitido que estas cosas lleguen a ser ‘normales’, de cada día?

Quizás porque nuestros presuntos dirigentes han estado más ocupados en labrarse su porvenires de oro y diamantes, en vez de laborar por el bien común. Es también el resultado de decenas de años cambiando planes de escolaridad simplemente porque eran “los planes del otro partido”. Nadie ha considerado que era más importante conseguir una buena educación, que el lustre efímero de ‘oponerse’ al contrario como demostración de fuerza. También ha influido qué, como denuncia un alcalde encausado hace ¡diez años!, no sea aceptable que se le llame a declarar una década más tarde de cuando lo denunciaron. Esto lisamente significa que es una justicia que ya no lo es, porque a esas alturas de la película, habrás quien ni se acuerde del porqué están encausados. Eso sin pensar en los que se pueden dar el piro o gastarse la pasta en ese entre tiempo.

Visto, esto, el asunto de la Lotería suena todavía más nimio e intranscendente, porque en realidad estamos jugando a una lotería de la cultura día a día y, esta tampoco nos toca casi nunca.

Ahora, con otra de esas actuaciones tardías y fuera de tiempo, la UE ha castigado a la inJusticia española en lo de las clausulas suelo, y naturalmente los bancos, ya están poniéndole parches a la sentencia… Es decir, lo de siempre, todo menos pagarle a los pequeños inversores.

Me voy, el día está para acuartelarse y voy a hacerlo. Cuestión de cordura

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España