Seguimos en el Disparate Nacional. Ahora ya está claro que se da esa curiosa situación en la que los diez horteras de la CUP son los que mandan sobre varios millones de votantes y además nos amargan el día a día a otros pocos millones.

Lo único que parece estar claro es que al tal Arturete, no lo quieren ya ni en su casa. Es lo que pasa, él ha querido ser tan listo como su padrino don Yordi, pero se le subió el ego a las barbas y metió el pinrel. Lo malo es que nos está amargando los días a los demás. Al menos estoy seguro que este, en el momento en que se aclare la situación, va al talego, superando a su padrino. Para empezar, ya lo están abandonando los que de verdad y tienen la llave, los poderes económicos, que hasta ahora estaban callados, y ya están empezando a desmarcarse de este energúmeno político.

Como en actualidad esto es lo casi único, sólo queda saber que don Mariano por fin ha designado sus listas para las próximas elecciones. Parece estar decidido a perderlas, ya que mantiene la influencia de sus dos gurús de cabecera, señores Arenas y Arriola, sus especialistas en fastidiarlas. Por su parte, el otro que faltaba, don Pablo, está haciendo las listas cómo el entiende la democracia, a su libre albedrío, o diciéndolo en castellana llano, escogiendo a los que a él le da la real gana. Así, que dejemos la política.

De asuntos guarreras, empezamos sabiendo que don Benzemá era cómplice de ese extraño asunto en el que todos los que tienen algo que ver demuestran su falta de vergüenza, desde la víctima hasta los extorsionadores.

Lo que sí me hace sentirme fatal, son este tipo de noticias, por ejemplo la que avisa de que en Sevilla una madre grababa y fotografiaba desnudas a sus hijas, todas menores de edad, para sacar pasta. Este tipo de personajes, de moralidad cero, hay que quitarlas de en medio y alejarlas de sus hijas, porque son ya mercancía averiada, no tienen arreglo.

Menos execrable, aunque sí más peligroso para los demás, es la del fulanito que llevaba una furgoneta cargada en el techo de su coche. Eso es simplemente una gilitontéz, que podía haberle salido cara si la estructura de su coche hubiera cedido y que se arregla con una multa inversamente acorde con su capacidad intelectual.

Lo dejo con el aviso de que un objeto espacial va a caer sobre la Tierra este viernes. A ver si con un poco de suerte, cae en el jardín de don Arturete y este se tiene que entretener limpiándolo de cascotes.

Hasta mañana

Pepeprado

Written by