Vuelvo a mirar a la actualidad. En Venezuela ahora hay competencia internacional para mandar ayuda, Rusia se apunta a mandar cosas, aunque el Maúro sigue diciendo que allí no falta de nada. El otro contrincante, don Trump ha sido denunciado por 16 estados por su chorrada de declarar el asunto del Muro, emergencia nacional. Si el sistema judicial de allí funcionara como el de aquí, para cuando se vieran esas denuncias, el Muro ya tendría desconchones y agujeros de puro viejo.

Ya puestos, miremos eso del Güenísmo rampante. Nuestro candoroso Ejecutivo decidió reducir y limitar el régimen de aislamiento para presos muy peligrosos, porque sí, porque ellos, los políticos de ahora son así de güenos. A los pocos días, un animal, un tal Sebastián S.H., al que apodan el ‘Aníbal Lecter’ español, que está en el Centro Penitenciario Puerto 3 de Málaga (somos afortunados con estos vecinos), y al que han sacado a pasear, ha atacado y dado una paliza brutal a cinco funcionarios de prisiones. Según estos biempensantes políticos que, quizás por lo que estén mirando sea por su propio futuro, eso del brutal aislamiento es “incompatible con la ‘reinserción’ y ‘rehabilitación’ de estas criaturas”. Imagino que ahora irán a explicárselo a los cinco apaleados. Lo sorprendente es que este tipo de cosas, después nunca tienen “responsables”, no existe eso de la “responsabilidad civil subsidiaria” para estos políticos que juegan con la vida de los demás.  Eso sí, a gente como a Zaplana se los aísla, no sea que contagien la gripe a cualquiera.

Ahora hablemos de lo que ya ha empezado; el Lavadero Nacional, o lo que es lo mismo la multi campaña electoral. El Tal Sánchez, por lo visto no se entera ni de lo que él mismo promete. Ayer habló en “su tele” de lo que debía pasar el 28 de agosto, parece que lo que pase el 28 de abril le interesa menos. Para ir ganando votos, ya está deslizando que piensa volver a pactar con el independentismo, le copia a Vox su lema de campaña, “la España que quieres”, pero por si acaso, su gobierno sigue nombrando dactilarmente a gran velocidad. En la última semana ha nombrado a 70 altos cargos, e incluso su factótum el chef Tezanos se apunta al rollo, y coloca a la señora Bescansa en una extraña comisión “para mejorar el CIS”.

Los ahora únicos colegas, los de Podemos, van a lo suyo. Quieren que “la Generalitat tenga presencia en RTVE, el CGPJ o el Banco de España”. O sea, poner en sus “limpias” manos, la tele, los jueces y la pasta. Desde luego no sé qué más pueden pedir, como no sea trasladar el Generalife al Tibidabo.

Los Gemelos de moda andan a lo suyo, a pelearse entre ellos, (cada vez me recuerdan más a Zipi y Zape). Don Casado dice que no cree a don Rivera cuando esta jura por san Snoopy que “no pactará con Sánchez tras el 28-A”, y este a su vez, para emular al Tal, anda resucitando cadáveres. Ha sacado de su tumba política, la que se buscó ella misma, a doña Rosa y su UPyD con el único objeto de “absorberlos”. Es triste lo de doña Rosa, pudo ser la gran esperanza blanca de este país, pero cayó en el más común de los vicios de nuestros políticos, la soberbia, y ella misma se arruinó el futuro. Ella sabrá.

El resto de cosas, lo de siempre, las muestras de mala educación de doña Colau que según dice una noticia, “volverá a plantar al Rey en la recepción del Mobile Congress”, con lo que imagino habrá dado una alegría a don Felipe, porque simplemente verle el careto a esa mujer, ya es un sacrificio que no está pagado con nada.

Sigue dando conferencias el señor Guerra, al que los actuales dirigentes han convertido en un referente de la moderación, y qué, al menos, escribe los libros que dice que ha escrito. Mientras, el escritor fantasma anda vendiendo el suyo a ver cuánto saca, aunque él piensa qué, aunque sólo sea por tener “su foto de la portada” la gente se va a dar de hostias por comprarlo. Si alguna vez se hace necesario escribir un manual sobre el narcisismo, lo podría escribir este, o… encargaría que se lo escribiesen para él firmarlo y cobrarlo.

En Málaga, poca cosa, si acaso qué, para apuntarse al guirigay, y seguir la moda, ahora, precisa y curiosamente ahora, Ciudadanos ha roto con el PP. Es curioso que hasta ahora no se hayan dado cuenta de las cosas que ahora no pueden soportar. Lo gracioso es que, en esta guerra, el PSOE, que es muy importante por su número de ediles… se pone de perfil; “no está «en línea» de una moción de censura”. Da ternura verlos así.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España