Andamos en eso del post parto, con algunos felicitándose y otros muchos tratando digerir cosas. Más abajo trataré de contar lo que he visto y oído, pero antes necesito hacer una reivindicación importante. Reivindico y exijo, se respeten los deseos de los dos Yordis y los de los que se han sumado, Forn y Rull, y les dejen ‘libremente’ continuar su huelga de hambre. Es más, pido se vigile para que nadie interfiera en su acción dándoles nada de comer. Y así, hasta sus últimas consecuencias. El mega Yordi, el Puyol, padre de pujolnes, dice que los apoya, pero desde la mesa del comedor. Eso no es serio, también debería ponerse a régimen total.

Ahora vamos a la situación tras las elecciones andaluzas. Don Pedro, con su habitual tino, ha decidido posicionarse defendiendo “suprimir la inviolabilidad del Rey Felipe VI”. ¡Qué habilidad y don de la oportunidad tiene este hombre!

Los podemitas, a los que sus propias huestes están comiendo el terreno, han lanzado a sus perros a ladrar a la calle. Sin más premisas, sin esperar nada, ya han decidido que hay que luchar contra el fascismo. Ayer en Málaga salieron unos 2.000 ciudadanos, la mayoría de las cuales no ha vivido ni el franquismo, ni el fascismo ni el stalinismo, a manifestarse. En Sevilla, otrora bastión del Susanato, salieron al hermoso y pacifico grito de: “sin piernas, sin brazos, los fachas a pedazos”. Su amo, el comunista de la villa millonaria, señor Iglesias, culpa a todos, menos a sí mismo, de la debacle.

Los medios, y hablo de los de ámbito nacional, subliminalmente hacen lo de siempre; llamarnos a los andaluces incultos, tontos y de poco seso. Cuando las votaciones son favorables a sus amos, están de acuerdo. Ahora que lo que ha salido pone en el disparadero incluso a la Sultana, hemos vuelto a ser unos ignorantes.  Es a lo que estamos acostumbrados.

De Vox, lo primero que ha hecho su líder señor Abascal es decir que va a pedir que cierren Canal Sur. Lo siento por algunos, pero eso a mí me parece perfecto, aunque yo no sea de Vox.

Los del PSOE están aterrados. Hay “decenas de miles” de enchufados, que están en un puro pálpito. Hay que tener en cuenta, que solo en la Junta, sin contar esas extrañas sociedades, fundaciones y demás adminículos, hay más de 540.000 empleados. Más que en muchos países a nivel total, y más que en cualquier otra administración autonómica. Hay que mirar el tamaño del entorno “familiar” de los hasta ahora súbditos de doña Susana. Se habla de “un pastel de más de 1.000 millones”, y ahí entran ese canal Sur tan “eficaz”, la admnistracion de Sierra Nevada, los puertos, etc… y no digamos de lo que reparten las consejerías de, por ejemplo, agricultura entre sus afectos.  Con esto, sólo con saber que lo van a perder, porque cuando el barco se hunda solo va a haber sitio en los botes para los dirigentes, el pánico está flotando en el ambiente. La verdad, es que hace falta una limpieza general, abrir puertas y ventanas y ventilar la casa, que hay mucha suciedad escondida.

De todas maneras, el aparato está funcionando. Desde ayer mismo, sus teles están intentando torpedear cualquier arreglo y buscar un último madero al que agarrarse; “la repetición de elecciones”. Piensan qué en estas, ahítos de autosuficiencia, han pecado de ingenuos, y que, en una posible repetición, sacando sus tropas a la calle, podrían revertir su ahora penosa situación. Esa es ahora la consigna; buscar una segunda oportunidad.

La situación del resto del país sigue a lo suyo. Destacan las taifas de las dos alcaldesas ultra progres. En la de doña Colau ya andan los tiros por las calles. En un enfrentamiento en el Nou Barris de Barcelona, cuatro heridos de bala. En la de doña Carmena, ahora mimetizada en abuelita cocinera, le han dado un golpe de razón a los de Vox; dentro del Metro un rumano se cargó a palos a un indigente búlgaro de 54 años. Como se ve, tenemos lo mejor de cada casa.

En Málaga, manifestaciones aparte, las huestes políticas están intentando deglutir los resultados. Hay quienes consideran que ellos ha sido sólo un toque de atención y hay alcaldes y concejales que están más que preocupados con vistas a las municipales que serán dentro de unos meses. Pues mejor, que se lo miren y se lo curren con tranquilidad.

Ha habido un golpe inesperado para eso que en plan cursi llaman “el RO”, el nuevo Recorrido Oficial de las cofradías de Sema santa, el invento de unos pocos. El golpe ha venido de Cultura que ha rechazado esa rampa que habría que incrustar para que las cofradías entren en la Catedral. Ya lo arreglaran en alguna comida pertinente.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España