Pues sí, el Rey no ha tenido más remedio que convocar elecciones, no han dejado terminar de bajarse los pantalones a alguien. Es la primera vez que pasa en democracia (lo de convocar el Rey, no lo de los pantalones)

Ahora ya cada cual debe buscarse la vida como pueda. Para empezar, por fin nos hemos enterado del porqué de tanta insistencia de don Garzón con venderle la moto a don Pablo. “Su” problema es que deben más de 16 millones y lo que está buscando es a alguien que se los trague sin pestañear. Le va a costar trabajo, especialmente ahora, que don Pablo no puede pedirle pasta al Maúro, que bastante tiene con lo que tiene en casa.

Otros siguen buscando soluciones donde las haya, y otros como los peperos, siguen buscando la mejor manera de perder elecciones. Reinciden en dejar al mando a don Arenas y a don Arriola, que han demostrado que son capaces de perder combates hasta sin tener contrincante enfrente. Estan buscando hasta colocarnos de número uno en Málaga a una chica nueva, brillante y modosita, una tal doña Ssselia Villalobos, ejemplo de buenas maneras y de amabilidad contrastada. ¡Y no quieren perder!

Bueno, los otros, lo que sí siguen haciendo, es el bombardeo ininterrumpido con nombres panameños. Ahora que ya están en campaña, todo el que haya tomado café con alguien del PP y que tenga una cuenta por ahí, va a salir en los papeles. Los que lo hayan tomado con, por ejemplo, don Felipe González, tranquilos, de estos se olvidarán. Cosas de la memoria selectiva.

Con el resultado de las nuevas elecciones, se aspira a que pase lo que pasó por ejemplo en Madrid, donde dos de los denunciados por la policía, don Javier Barbero, y doña Sandra Mayer, ahora son los que hostigan a los policías… desde su poltrona. Incluso, uno de ellos, don Javier, es ahora el que manda en la Seguridad de Madrid.  Aquello del cosas veredes…

Por si caso, don Mariano templa gaitas y devuelve a las CCAA las competencias en educación, lo que garantiza que de esta va a haber cada vez menos.

En Málaga, para seguir la tónica y ver cómo perder elecciones, también se intenta quemar a don Paco de la Torre. Así matan dos pájaros de un tiro; lo dejan a los pies de los caballos y se lo quitan de encima de la alcaldía, para así poder poner a algún concejal avispado de esos que le están haciendo la cama.

Es una buena manera de perder dos elecciones de una sola tacada. Hay que reconocer que estos del PP son unos linces.

Me voy, aunque me gustaría que los de los partidos políticos me dijeran cómo se consigue que los bancos te mantengan una deuda de millones (IU 16) sin  molestarte, cuando a un currante, por pasarse 200 euros ya le están bloqueando la cuenta y dejándolo en pelotas.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España