Se acabó este macro puente, hay que seguir y a eso vamos. En Venezuela, la oposición ha conseguido los escaños necesarios para mandar al Maúro a tocar la flauta, aunque este ya dice que “va a vetar la ley de amnistía”. A ver cómo se arreglan, pero mientras este ande por ahí con un mínimo de poder, puede llamar al señor Monedero para que lo asesore y seguir.

Aquí, seguimos con los líos de los debates. Es curioso pero hay algo que nadie ha echado en falta; la dichosa prima de riesgo. Parece qué, todos han olvidado aquellos desventurados tiempos en los que bajo la dudosa égida del presunto señor Zapatero, desayunábamos, almorzábamos y cenábamos con un ojo puesto en la prima de las narices. Ahora, cuando en vez de los seiscientos y pico anda por los más/menos cien, a nadie parece importarle. Es curioso, ¿verdad?

En eso de los debates, y uniéndolo con lo primero que he escrito, don Felipe el Hemos ha salido en tromba a defender a don Pedro (¿defenderlo de quién? ¿de doña Susana?), para ello ataca a los que cobraron de Venezuela. Hace bien en no fiarse, especialmente ahora cuando estos están más callados que muertos.

Mientras el otro ex, don Aznar anda pendiente del juicio a unos etarras que intentaron bombardearlo varias veces, lanzamisiles incluido. Eso también parece olvidado para muchos.

Curiosamente, la única verdad, verdadera y de verdad, la ha dicho el candidato de UPyD de Málaga, señor Huertas, cuando ha dicho lo siguiente; “Los corruptos estarán contentos si UPyD desaparece del Congreso”. Es verdad, sólo este partido ha luchado, de verdad y en solitario contra la corrupción. ¡Qué pena que doña Rosa decidiera, ella sola, pegarse un tiro en el pie!

Lo preocupante, es un estudio que dice qué, ahora que van a intentar hacer una reforma de estudios entre todos, que se van a perder estudiantes a mogollón; “España perderá 1,5 millones de escolares en 15 años”. Por lo que dicen, bajaran los presuntos escolarizables en casi un millón y medio, lo que quizás deje tranquilos a esos candidatos que quieren que haya un, maestro cada dos niños.

Con esto, se cumple esa ley no escrita pero que todos sabemos y aceptamos, de qué pasamos de un extremo a otro sin pestañear. De tener estudiantes a mansalva, a que los coles tengan que pelear por uno de ellos. Y todos tan felices.

En Málaga, aparte del gentío habitual de cada día, poco hay que contar. Sólo que la última reunión para evitar la huelga de basuras ha terminado sin acuerdo. No sé, pero para mí esto es lo previsto. Los del comité, ahora que parece que la crisis está definitivamente cerrada, deciden que es el momento de volver a tomar las riendas del chantaje. Es su estilo, y mientras los trabajadores permitan que sus representantes estén más pendientes de sus carreras políticas que de su defensa, así va a seguir.

Me voy a recoger a mis nietas, hasta mañana       Pepeprado

 

Written by