Lunes lluvioso, simplemente para joder la Semana Santa. Que se le va a hacer, ajo y agua.

El finde ha tenido un triste protagonista, el accidente de Tarragona con 14 víctimas mortales (por ahora), todas entre 19 y 25 años y muchas más destrozadas para siempre, entre ellas la del conductor, que ha sobrevivido.

Ya hoy, el antes Divino Obama, está en Cuba. Como le quedan tres telediarios en el cargo, ahora está haciendo lo que le da la gana… de verdad, y que antes, por miedo a los votos, no se atrevía a hacer. Es bueno, todo lo que sea limar asperezas es positivo.

En asuntos vagamente nacionales, un apunte personal. Creo, que cualquier líder de partido, puede, y a veces hasta debe, caer en algunas situaciones poco entendibles, ahora bien, en lo que nunca debe caer, es en el patetismo rampante. La imagen del señor Sánchez, llorándole a don Tsipras, que interceda ante su “amigo” Pablo para que lo reciba, ha sido eso, denigrante y patética. Es la imagen del tontito de la clase, pidiéndole al amigo del chulito, que hable con él y le diga que va a ser bueno y que quiere ser también su amigo. Dejando aparte que don Alexis bastante tiene con lo que tiene, y qué, desde que se enteró que hay que ser pragmático y normal para llevar a un país adelante, no parece que su relación don Pablo ande por los mejores caminos.

Mientras, este, don Pablo, ha sacado la patita estalinista y ha demostrado como se convence a los disidentes; cortándoles la cabeza (por ahora la cabeza política y esperemos que nada más). Mientras pasa el temporal, su otrora coleguilla del alma, el chico de las becas malagueñas, ha hecho lo usual en estos casos; acuartelarse hasta que pase el temporal. Ha cedido el protagonismo a la nueva estrella, don Echenique, nique, nique, que me parece también se las gasta duras.

Todo esto no importa, don Pedro quiere darle a don Pablo lo que sea, aunque le cueste faltar a su palabra con Ciudadanos (¿una vez más, que importa?). A él, le importan tres leches el destino del país, su palabra, lo que quieran los militantes de su partido, o la subida del precio de las brújulas… Él quiere poder decirle a su mujer que es Presidente y que ella va a vivir en la Moncloa, aunque sean tres días. Lo demás, da igual.

En Málaga, otro día con más tiempo, hablaré del anti-artículo del ex señor Burgos en ABC, hoy ando corto de tiempo.

En lo diario, hemos visto pruebas de nuestra nueva sociedad. Un fulano ha saltado al campo en un partido de futbol para apuñalar a un jugador, otro iba de drogas hasta el culo y circuló 16 kilómetros por el carril contrario y causó tres accidentes, y no quiero seguir. Es lo que hemos conseguido con estas chorradas de confundir libertad con libertinaje y educación con ser un facha. Una pena, pero lo hemos consentido entre todos.

Hasta mañana.             Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España