Lo primero y la más importante de las noticias es esta; “¿Dónde está el pequeño Gabriel?” La desaparición de un (otro) niño, esta vez en Nijar, Almería es lo que debe primar. Roguemos por que aparezca y bien.

Fuera, en Trumpolandia, un profe de Georgia, acaba de demostrar al Divino Donald lo bueno de sus ideas. Ha sido el profe, el que ha disparado un arma y se ha atrincherado en su clase. ¿Ahora qué? ¿Repartir armas con los libros de texto a los alumnos?

En la Esquina Irredenta, siguen con sus líos. Su Parlament, o mejor dicho, la mitad de su Parlament, no sabe qué hacer para contentar al auto-exiliado. Me parece extremadamente sospechosa la dependencia que tienen de este impresentable. Debe saber muchas cosas malas de todos, para que los pueda chantajear así, porque no me creo lo que están haciendo sea por convencimiento. Algún día nos enteraremos.

Los que siguen a su estela, los baleares siguen despeñándose, pero a gusto. Hoy sale la noticia de un anestesista con 14 años de experiencia, que tiene que írse de Menorca, porque no sabe catalán. Son las consecuencias del Decretazo, ese que antepone hablar catalán a la experiencia o la sabiduría laboral. Visto como van, en el siguiente decreto exigirán hablar catalán…. para ponerse enfermo. Estos son tan cerriles que no usan el aparato de pensar y se dejan llevar.

Mientras, en el asunto de las pensiones, ese que ha cogido al Gobierno con el paso cambiado, sólo hay una novedad; ¡que don Mariano va a hablar! Dicen, quiere un pleno en el Congreso para hablar él y todos los demás sobre el asunto. Quiere tener el incendio controlado para esta primavera. Seguro que al final se ponen de acuerdo, pero también seguro que nadie va a decir la verdad, esa de que el problema de la pensiones viene por el abuso de los sucesivos gobiernos y oposiciones. La gran cantidad de jubilaciones anticipadas para acallar conflictos, las no contributivas sin demasiadas explicaciones, las magníficas de políticos y sindicalistas con solo unos añitos de ejercicio, etc…, son las que se están comiendo los ahorros de los que cotizamos durante toda nuestra vida, y esto, es lo que hay que revisar. Pero eso, es poco popular entre sus señorías, porque les perjudica a ellos.

En asuntos también vergonzosos, un par de noticias. Una habla del Ayto. de Zaragoza, con alcalde y mayoría de Podemos. Estos, para hablar de la igualdad que ellos pregonan , “aconseja a las zaragozanas jóvenes que quieren iniciar una relación “ir bien vestida, con ropa ajustada, insinuar escote o tanga, depilarse y mostrarse muy femenina”. Todo muy en pro de la igualdad de derechos de las féminas. Seguro que contra este “consejo” no hay manifestaciones ni protestas.

Lo otro, es que ayer se estrenó la serie esa, la de Fariña, y… naturalmente ha tenido record de espectadores (más de 3 millones). Esto es malo porque demuestra que esa campaña de descredito hacia los jueces, ha sido efectiva. A partir de ahora, cada serie que se quiera “situar”, va a montar previamente su pollo mediático. Tiempo al tiempo.

Por estos parajes, ayer tras el baño de ¿multitudes? de doña Susana, y los homenajes, vuelve la normalidad. Lo único destacable es qué, ¡por fin!, llueve en Málaga. Cuentan que en la provincia sí ha caído fuerte, pero en la capital, lo que tenemos es una lluvia más o menos intensa, pero sin extremismos. Con esto, la Junta ya tiene argumentos para no declarar la emergencia por sequía ni para estudiar soluciones con vistas al futuro. Eso que lo hagan otros.

Lo que sí se nota, es que estamos en panorama de año pre-electoral. Alcaldes y futuribles se empeñan ahora en hacer, o al menos decir de hacer, cosas que hasta ahora tenían en el olvido. Hay general toque a rebato para retomar proyectos que nadie sabe por qué, están arrinconados. En Málaga, mientras rascapuertos, torres y hoteles moneascos se autorizan sin problemas, otras cosillas se dejan morir de inanición. Pero, claro, es en estos momentos cuando de pronto, sorpresa, se vuelve a hablar del proyecto del solar del Astoria, o de ese tipo de asuntillos. Esta es una gripe mental recurrente en nuestros próceres; cuando llegan unas elecciones se les aclaran las ideas, se les desnubla el pensamiento y les entran afanes productivos. Eso sí, les duran hasta que pasan las elecciones, así que es una gripe, para ellos, benigna. Para nosotros, los sufridores, horrorosa.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España