Me refiero a los findes. Antes eran más pastueños e incluso algunos, amodorrantes, con sólo noticias de deportes. Ahora los políticos los aprovechan para largar sus cargas de profundidad a ver qué pasa. Por algo será.

Por ahí fueran esta vez muy fuera, los británicos, han montado un satélite barrendero espacial. Intentan pescar, al estilo de los arrastreros, la mayor cantidad posible de los “más de 23.000 objetos y más de 6.700 toneladas de chatarra”, que andan esparcidas por el espacio. Se demuestra que eso de ser cochinos no es solo cosa de españoles, porque de esa basura, nosotros no hemos aportado nada.

Otra que prepara “su” particular pesca es China, que ya se ha preparado para plantar cara a los aranceles de don Trump. Esperemos que con nosotros no vaya nada, sería terrible que las tiendas de chinos se quedaran desabastecidas, sería un trauma nacional.

Aquí, ya le va a empezar a doler la cabeza a otra de las ministras del gineceo sanchísta. La ministra señora Delgado que hace días ni conocía al señor Villarejo, ahora resulta que iba de cenas con él y sus amigos, por ejemplo el señor Garzón, (el primero, el ex juez, no el enterrador), y que deberían tenerle confianza porque la llamaban “Lola”, es decir, con un cierto cariño. A ver cuánto dura de ministra.

Su Jefe anda pegándose unos viajes fastuosos, a los que por cierto se lleva a su señora, la Reina de África, que tiene un trabajo muy descansado que le deja libres todos los días que a ella le plazcan. En Canadá puso de modelo para los catalanes, el asunto de Quebec, obviando que desde aquello, esa provincia está de capa caída y ha perdido nivel adquisitivo. Esas cosas él, el no-Elegido las elude porque no dan lustre.

En el fondo, varias ministras y alguno de los escasos ministros se han disparado pidiendo indultos para los presos políticos, indultos que por cierto no han podido ser pedidos porque no están todavía condenados. Es la forma de dar coba a los indepes. Ha habido incluso un Delegado del Gobierno, que ya ha prometido que “él se los iba a dar”. Un tío generoso.

Todo esto pasa cuando se ha disparado el gasto en “personal de confianza del Gobierno”, que ya ha subido un 20% más de lo antes utilizado, que ya era un riñón. Se nota que en este gobierno la confianza esta escasa.

En la Cortijá pintan bastos. Se conocen ya las diligencias periciales de los interventores del Estado, sobre las cochinadas de los EREs. Ponen a parir a los 22 encausados, desmontando sus excusas y sus argumentos. Esto además, explica el porqué de haber apartado abruptamente a doña Mercedes, y haberle dado el puesto a la juez, señora Bolaños, que ha sido bastante más comprensiva, tanto que intentó apartar a esos peritos de la investigación. Se está viendo el plumero de doña Susana que ha hecho todo lo posible para “controlar” esas informaciones, cosa que según parece no ha conseguido en su totalidad. Ahora vendrán los ataques a esos peritos y el intento de desprestigiarlos. Lo veremos pronto.

Mientras, la Jequesa sigue “colocando” adeptos; “Más de 300 profesores andaluces tienen destino a dedo en funciones de administrativos o asesores”. Por lo que se ve, aquí tampoco hay demasiada confianza interna.

De las noticias populares, (no del PP, del pueblo llano), una sorprendente; “Muere un hombre de 71 años embestido por el toro embolado en Jérica, Castellón”. La pregunta es, ¿Qué hace un señor de 71 años metido en esos belenes? Me cuesta entenderlo.

Y en Málaga… Ya hemos llegado al nivel de Magaluf; “Unas 300 personas se enfrentan a la Policía en una batalla campal en el Centro”. Fue el sábado, y el follón se esparció por todo el centro. Ya, esos invasores y esos autóctonos desmadrados, se han  venido arriba y atacan a la policía. Por cierto, que el redactor de la noticia le pone un final demostrativo de su obediencia. Dice, que esto “sirve de excusa para que los vecinos del centro se quejen”. Este señor piensa, o le dicen que piense, que los vecinos del centro necesitan excusas para quejarse porque no hay motivos reales de queja, todo es perfecto.

Estarán contentos los munícipes, con esta macro bronca ya hemos llegado a lo que buscaban; salir en los papeles europeos como un lugar propicio para venir a desmadrarse.

Para redondear esto, esos mismos munícipes, rechazaron prohibir cualquier enmienda que sirviera para; “prohibir la prostitución e impedir las despedidas de soltero salvajes”. Claro que para poder seguir luciendo tipo de progresía y ‘modelnidad’, aprobaron la “prohibición de la publicidad sexista”. Eso da mucho  cache de moderno y mucho empaque. Además, estas cosas las meten en una ordenanza que llaman “de Convivencia Ciudadana”, cosa que queda muy fina y muy de hoy en día. Que suerte tenemos que se preocupen tanto por nuestra convivencia.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España