Por ahí fuera, como casi siempre, pintan bastos. En Viena ha habido navajazos y hay cuatro heridos, en Trumpolandia van a acusar formalmente al autor de la última matanza de 34 cargos, seguramente lo condenaran… y cumplirá la condena, y en UK el Gobierno se pone guapetón y dice que como lo del ex­-espía sea cosa de Rusia, se van a enterar. ¡Ah! Y en oriente se siguen matando, pero eso ya no es noticia. Por poner algo más refrescante, en Australia han encontrado en el mar una botella lanzada al agua, con fines científicos, por un barco alemán, el Paula, en 1886. Era para estudiar las corrientes, pero no creo que los que las estudiaban estén ahora para seguir con el trabajo.

En España, hoy, solo hay un tema; la protesta femenina. Como estoy seguro que todo el que diga algo de esto y sea macho lo va a llevar crudo, mejor me callo y solo un recuerdo para los hombres que estén en la cola de un trabajo o un ascenso, esos sí que lo llevan fatal ahora.

Como es natural, las hordas indepes se han lanzado a la yugular de los empresarios alemanes, a los que ¡naturalmente! han llamado nazis. Entre todos los defectos de esta gente, de los indepes, hay uno que sobresale; son poco originales y muy reiterativos.  

Por lo demás, que hay un nuevo ministro. Dicen no es político,  también, que va a perder dinero, ganará 18.000 euros al mes menos,  por dejar el BEI y ser ministro. Ya veremos. Para empezar el nuevo como nuevo ministro de Economía ya tiene tarea. Nos quejamos de que los partidos no se ponen de acuerdo, pero ayer, PSOE, Podemos y Cs, se ‘arreglaron’; los tres quieren que haya primarias… y que estas estén subvencionadas. Es decir, que las paguemos nosotros aunque no seamos de ninguno de esos partidos. Muy listos estos tres, que incluyen a los dos partidos que nacieron como “regeneradores” del sistema, pero que ya andan pendientes del chollo de las subvenciones. No tenemos arreglo.

Hablando de otra cosa. Hay por ahí un estudio que dice que; “las demandas de divorcio bajan un 4,5% en España, en 2017 hubo ‘sólo’ 114.491”. En esto también es líder la Comunidad Valenciana, donde ´la cosa estará más clara, seguramente tendrá la culpa el PP. Bien, lo que no entiendo es que estoy llame la atención. Hay menos divorcios porque hay menos bodas, hoy prima el arrejuntamiento temporal y la coyunda coyuntural, así que eso del papeleo está mal visto. Cuando los divorcios se puedan hacer por internet las cifras mejoraran.

Por lo demás, en Madrid doña Carmena “blindó las negociaciones para la compra de Bicimad”. ¿por qué sería? Y los madrileños de a pie están asustados por la visita de los radicales futboleros rusos. ¿Cómo hemos dejado la calle en manos de estos animales? ¿Es lícito que la gente normal, trabajadora y responsable tenga miedo de salir a pasear para no encpontrarse con esto? Pues a eso, nadie le pone, ni siquiera propone, una solución. El futbol es intocable.

También se habla de que los selfies, esa ¿nueva? moda propicia muchas cirugías estéticas. Muchos de estos berenjenas se hacen un selfie, lo cuelgan en la red, y cuando se ven y suman los comentarios de sus colegas del mismo jaez. se dan cuenta que son feos, y ¡ale!, al quirófano. Dice el reportaje que ”el 10% de los españoles recurre a la cirugía estética influidos por fotos y comentarios en redes”. Es una buena forma de saber el número de gilipuertas por metro cuadrado que reunimos.

Ya en estos lares, el SAS, la, según doña Susana “mejor Sanidad desde hace miles de años”, aun no se aclara con qué hacer en Málaga. Dice no tiene una decisión clara para la zona Este de Málaga.

Con esto, voy a dejarlo por hoy. Pero para cumplir con la norma femenina, pongo una foto de ahora mismo, con la cabeza de la manifestación habitual, la de hoy. Sugiero a los visitantes de este blog, ampliéis la imagen para ver la avanzada edad de las manifestantes, por supuesto, portadoras de banderas que reivindican sus sufrimientos vitales. La mayor de ellas, no creo llegue a los 16 años. Eso de poner a los niños en primera línea lo hemos aprendido de los catalanes.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España