20151231_111705Hoy es día final de un año muy particular. Han pasado cosas que parecían impensables hace unos años. A ver que nos trae el 2016 y su principio.

En Venezuela, el Maúro sigue dando pequeños golpes de estado para trocar las elecciones. “Sus” jueces recién nombrados, ya le han quitado la mayoría a la oposición y ahora dice que él, el más listo del lugar, va a refundar la revolución. El pequeño detalle de que su país sea; el país más peligroso de América, con 27.875 crímenes este año” es decir unos 90 por cada 100.000 habitantes, le preocupa menos… o es que sabe quiénes son la mayoría de los matarifes.

En España ha acabado un año en el que la política la han marcado las teles, que han encumbrado a líderes y han sepultado a otros, generalmente con motivos interesados. Se han puesto de moda los líderes guapos y telegénicos y se despotrica de los que “sólo” se dedican a currárselo y son feos.

Hasta ayer mismo, se seguía intentando que fueran las teles las que marcaran el futuro. Don Arturete, ya tirado al barro de humillación, usó el mensaje de fin de año como mesa petitoria, al estilo de aquellas de las chicas de la Cruz Roja, para pedir a la CUP su sobrevalorado voto. Por su parte, doña Susana se invistió en lideresa inmaculada para pedir una Nueva Transición… naturalmente bajo su inspirado mandato. Otros seguirán con más de lo mismo, es decir, aquello de arrimar el ascua a sus particulares sardinas.

Los media hoy andan revolucionados porque el juez ha citado a Jordi Pujol y a Marta Ferrusola por blanqueo. Es una especie de inocentada retrasada, porque a pesar de considerar el señor juez que los pujolines eran “una organización que orquestó el lavado de capitales”, sólo los ha citado “para declarar”. Lo de que alguno de estos devuelva un duro o vaya al talego sigue siendo un espejismo. Es más fácil, meter en la cárcel a un trilero de esos que engaña con la bolita para sacar unos pocos duros, que tocar el pelo a alguno de estos. A ver si hay suerte y el 2016 nos trae algo de justicia para todos, aunque personalmente lo dudo.

La otra novedad es el blindaje de lugares para disfrutar del fin de año. Hay que ver a la civilización a la que hemos llegado, que ya, hasta divertirse es peligroso.

En Málaga, preparando la plaza para esta noche (pongo la foto de esta mañana) y el señor De la Torre haciendo por obligación lo que debería haber hecho por iniciativa propia. Ha cerrado el IML y cesado a su gerente Alfredo Taján. Ahora a buscarle un sitio cómodo, tranquilo y bien remunerado… a costa del contribuyente y a otra cosa.

En fin, dejémoslo. Mis mejores deseos para todo el que lea esto y me despido ya. Hasta el año que viene… más o menos.         Pepeprado

Written by