Del exterior, dos noticias. Una es fantástica; en un país productor de petróleo a mansalva, hay una crisis energética de tamaño familiar. Por eso, el Maúro, que es un lince, ha dado con una solución bastante prosaica. Que los empleados públicos sólo curren lunes y martes, el resto de la semana de vacaciones. No sabemos si el asunto de cobrar también estará afectado, aunque creativa sí que es la solución. La siguiente será que todo el país sólo coma, los días alternos.

La otra noticia es mala, muy mala. En Cabo Verde han muerto dos ingenieros españoles. Un fulano loco entró disparando y ha matado a unos cuantos, entre ellos, nuestros dos compatriotas. Una pena.

En este maltratado país, la sensación general es que todos, repito, todos, los partidos han fracasado.

El que más, PSOE, arrastrado por don Pedro a un fangal que no creo se merezca. Don Pedro, en su ambición por ser presidente, ayer se tragó de un tirón 27 de las 30 medidas de Compromís, aunque después, alguien más sensato en el partido, evitó que se tirara al barro total

Ahora admite que se equivocó al llamar a Rajoy indecente. A mí, la gran pregunta que nadie ha hecho, es saber el porqué del odio perruno que don Pedro le tiene a don Mariano, que hace que se le cambie la cara solo con verlo.

Los demás, cada uno con su metedura de pata. La más evidente, la de Podemos, que se pasó de frenada al “presentar” a sus ministros antes de tiempo. En realidad, su mayor problema es que han demostrado que ya son “casta”, término que, desde que accedieron a nominas publicas dejaron de emplear. Por cierto, a su juez doña Victoria, la esta investigando la fiscalía por su actuación como juez. No me creo que un juez, además adscrito a un partido político de izquierdas, vaya a terminar en el talego. Eso sería demasiado pedir, nada menos que aplicarle la ley… “demasiao p`al cuerpo”.

Aunque hasta hoy a las 4 de la tarde se puede presentar algún candidato sorpresa, hay quien considera que las elecciones son ya inevitables. No quiero ni imaginar lo que nos espera.

Cómo, aunque parezca increíble, la vida sigue, se ha anunciado a bombo y platillo, la solución a uno de los grandes misterios de la vida nacional; “Se confirma: Manuel Díaz es hijo del Cordobés”. Esto que traía en un sinvivir a la población, ya está claro. Ahora sólo quedan cosillas tales como el asesinato de los Urquijo, el crimen de los Galindos, cómo es el reparto de beneficios en los pujolines, o saber quién se llevó la pasta de los Eres, pero eso ya son cosas menores.

De Málaga, todos (menos yo) pendientes del cine. Ayer estrenaron una película qué, seguro, va a ser un gran éxito; Guernica. Con este tema, cualquier cosa que hagan será premiada. Otra cosa es, si alguien se atreviera a hacer una película con el asalto al Cuartel de la Montaña y la defenestración de soldados y oficiales rendidos. Esa no sería premiada ni subvencionada.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España