De fuera mejor lo dejamos, los desvaríos de don Trump., las mentiras del Maúro y las regurgitaciones de doña Roussef son de consumo interno, así que los dejaremos para ellos.

Aquí, en busca de nuevos capítulos para su libro, “Como Cargarse a tu Propio Partido”, el señor Pedro Sánchez ayer dio un paso más en su esperpento; rechazó discutir y negociar los mismos pactos que él había propuesto.

Así como los chinos llaman a los años, “el de la rata, el del perro, etc…”, nosotros aquí vamos a llamar a este el de los harakiris, que es lo que están haciendo esos líderes a los que se les presumía un intelecto más elevado y unos valores que ya han demostrado no tener. Creo, y lo llevo diciendo desde el día siguiente de las últimas elecciones, que va a haber otra, y en esa varios de estos “salvadores” de pacotilla se van a quemar para el resto de sus políticos días.

Aprovechando el desbarajuste nacional, hay quienes están pescando en rio revuelto; las CCAA. Según un estudio, suena a bastante serio que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE), basándose en datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), las Comunidades no han reducido el gasto (¿entonces porque dicen lo contrario?) pero han subido su personal un pelín, “sólo” 134.000 empleados, qué, y esto me mosquea ha sido, “incrementando su personal”. O sea, han metido más gente en sus propias administraciones, aunque, que se sepa, no ha habido tantas oposiciones como para eso. Estamos en lo de siempre, cuidar a la familia y amigos, aunque eso deje en la puñetera calle a los “huérfanos políticos” que no tienen un partido o sindicato que los ampare. Huele fatal.

El chiste tragicómico del momento lo pone un iluminado alcalde de IU, el de Rivas en Madrid, que ha tenido una idea que él cree genial; tener una moneda propia, el Jarama.

Según este prócer, que debe ser amigo de la historia mediatizada, por lo que aspira a ser (otra vez) Cartagena Independiente, con eso “va impulsar el pequeño comercio y el empleo local, frente a una economía que da prioridad a las grandes empresas”, y así desligarse del modelo financiero actual. No queda claro si echar gasolina en Rivas va a obligar a hacer un cambio previo de divisas, ni a cuento estará la corización del Jarama en marzo de 2017, que es cuando según él, empezará a circular. Tampoco sabemos si va a emitir tarjetas de crédito en Jaramas para no tener que llevar los bolsillos  con departamentos.

Muy listo este señor. Ahora, que lo imiten los demás y para cada pueblo tener que cambiar de moneda. Aclara el señor Alcalde que él no intenta competir con el euro, ¡faltaría más! Habrá que esperar el estudio que el señor Juncker y el señor Draghi hagan sobre la influencia de este competidor en la balanza de pagos y en la emisión de monedas en la Comunidad.

Mientras tanto, echemos gasolina y comamos en sitios donde acepten los euros.

Para el final, una gilipuertéz (empleo un neologismo por no echar mano de palabras malsonantes); “Cinco detenidos y 11 heridos tras una broma que desató el pánico en Playa de Aro”. Cada día hay más gilipuertas por metro cuadrado.

Hasta mañana.           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España