Dice el diccionario que hito, en su segunda acepción es lo siguiente; “Hito; Acontecimiento puntual y significativo que marca un momento importante en el desarrollo de un proceso o en la vida de una persona”. De esto todos sabemos, por ejemplo, para la generación anterior a la mía, casi todos recordaban donde estaban o cómo se enteraron de la muerte de Manolete; de mi generación lo mismo sobre la noche que nos enseñaron que habían llegado a la Luna o eso parecía, o más cerca, del asunto del 23-F.

Para esta generación actual, estos días se ha creado un hito hasta hace poco inesperado; “el día que un Presidente de Gobierno de España se bajó los pantalones ante unos chantajistas”. Esto, que repito hasta hace unos meses era algo impensable, lo ha hecho ese al que ya no voy a volver a llamar señor. El tal Sánchez, que por mantenerse en la Moncloa está dispuesto a cualquier cosa y a aceptar cualquier vejación de los españoles siempre que a él no le cueste nada, y que utiliza la mentira y el doblez para ello. Lo recordarán los de esta generación, este será uno de sus hitos.

Para conseguir esa prórroga en el premio monclovita obtenido con artimañas y ayudas espurias, ahora, para mantenerlo, paga esas ayudas a costa de lo que sea.    

En este lo que sea se incluye esa entrega del Estado a los separatistas, a los que ya ha concedido la foto de la “cumbre” entre los restos del Estado y las exultantes huestes del Titiritero marioneta del Enflequillado. En esta entrega también lleva su parte de castigo, pues de otra cosa no se puede hablar al pensar en cenar, y después desayunar con la Colau, cosa que para mí sería eso, un castigo bíblico por alguna maldad inconfesada.

El paradigma de la entrega y la derrota se plasma en la oferta del Sánchez para “resolver el ‘conflicto’ catalán con una propuesta que voten sólo los catalanes”. Por supuesto en todos los mensajes está la Gran Ausente; la Constitución. El disfraz para disimular y decir que el atemorizado Consejo de Ministros hace algo, le cambian el nombre al Aeropuerto del Prat, y hasta en eso han fallado, pues a los independentistas, el señor Tarradellas les parece fue un traidor indigno de ser recordado.

Para poder hacer estas falacias, y ante los avances de tres columnas de CDRs hacia el lugar del óbito, el Sánchez ha hecho mover a todos los policías posibles, a los que expone a los peligros que él esquiva, ya que deben hacerlo con las manos atadas al no poder repeler las agresiones en la debida forma.

Su espectacular ejecutoria ¿gobernando? ha hecho que los gastos del Estado se hayan disparado en otros 9.000 millones sólo en este año, millones con los que eso que llaman la brecha de las pensiones habría estado más que difuminada.

Todo vale para este infame personaje que va a acabar con España, con su partido con la credibilidad de este país al que va a dejar destrozado y troceado, pero qué él, y su familia, no van a sufrir, se van a ir de vacaciones, con escolta de once guardias civiles a los que les va a planchar las navidades, eso sí, a cambio de una fastuosa paga extra…; ¡un plus de 10€ por “trabajar” en Nochevieja! Todo sea por velar la tranquilidad del Cesar.

En ese troceo del país, el PNV aprieta el acelerador, apoya sin rebozo a los de Bildu “para que diputados vascos vigilen en Madrid el juicio del 1-O”. Suena democrático eso de “vigilar” los juicios. Además, seguro piden les costeen los gastos.

En esta tierra sanchísta, se da otro paso para quitar la pena de reclusión permanente; “Detenido un condenado por asesinar a una mujer tras apuñalar a otra en un permiso penitenciario”. Este es un fulano que ya en 2007 fue condenado por asesinar a una mujer en plena calle, pero que, en la calle, de permiso, intentó matar a puñaladas a otra mujer el pasado 13 de diciembre, en misma zona y casi mismo lugar. Por lo visto, es más fácil tener un permiso de paseo penitenciario que un permiso en un trabajo.

En Andalucía, los dos listos, el de PP y el de C’s siguen mareando la perdiz, en favor a doña Susana. Perder el tiempo se llama a esa figura.,

En Málaga otra noticia alarmante, también resultado de la impunidad actual; un tío de 63 años intento llevarse a una menor en una furgoneta en Arroyo de la Miel. No le pasará nada, seguro.

Lo último, algo sorprendente; “Sólo nueve personas se interesan por los 39 quioscos cerrados que hay en Málaga capital”. Antes, para esto, había hostias.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España