Hoy tengo un rato de tranquilidad para echar un vistazo al mundo en general. Lo primero, y que no me quito de la cabeza, es la situación de esos chavales encerrados en Tailandia en una cueva. Te hace pensar que en esta época en la que vamos de sobrados en todo, estas cosas puedan pasar… pero pasan.

Por aquí, lo que sigue distrayendo al personal son esas extrañas primarias del PP. Los comentaristas de radios y teles, curiosamente, hasta esto lo aprovechan para meterse con don Mariano. Tal parece que al irse este, se han quedado sin muñeco de pim pam pum, porque a los de ahora no los pueden criticar, porque estos inmediatamente los ponen en sus listas negras y lo pueden llevar crudo.

Incluso con ese segundo tema, el del regalo a don Pablo de RTVE, que desde ya se debería llamar RTPE, es decir Re Tuerka de Pablo y Echenique, los comentaristas no hacen más que darles vaselina a los nombramientos. Ahora queda por ver las depuraciones que van a hacer estos, y los programas doctrinales que nos van a meter.

Por cierto, que la que se va a ahorrar ese trago electoral que están pasando los peperos es doña Carmena, ella no va a hacer primarias ni nada parecido; en su partido se marca el paso y punto.

Entre las cosas que afectan de inmediato al pueblo llano y allanado, hoy ha empezado la ampliación del permiso de paternidad. Don Pablo ya puede quedarse, desde hoy, las cinco semanas. Le ha venido al pelo el asunto. Suerte con los rorros y que en eso le vaya bien, que eso es lo importante de verdad.

Todo esto pasa, a pocos días de los nuevos sanfermines, mientras los de la Manada siguen libres como pajaritos, y algún exaltado político del lugar ha pedido ‘unos sanfermines sin toros’, aunque ¡con encierros! La pregunta a este sujeto sería, ¿para qué se iban a pasear los toros por las calles? ¿O es que él los iba a encerrar en su casa? Como dijo el torero; ¡hay gente p’ató!

Lo que es simpático es esta noticia; “El ex ministro Jordi Sevilla propone que los funcionarios “cobren por objetivos”. Es otra reafirmación de una cosa bastante curiosa; los que cuando eran ministros no sabían de nada ni opinaban de nada, en el momento en que empiezan a ser “ex”, le empiezan a surgir ideas avanzadas, le brotan como setas tras la lluvia ideas geniales que en su momento ni se le habían pasado por el caletre. Está visto y demostrado, que en este país lo mejor es llegar a ser “ex” de algo, a ser posible cobrando un pastón por ello.

El resto del país sigue como siempre. En otra de esas casualidades que tanto ocurren, ahora en nuestra provincia y “por error”, se han destruido 78 cajas de expedientes judiciales del archivo de la Junta de Andalucía. Seguro que en esas cajas no había nada que afectara a gente de la Junta. ¿A qué no?

Tristemente hay otra noticia, esa que dice que la RAE está regalando y destruyendo ejemplares de la última edición del Diccionario de la Lengua. Dicen que es porque ya todos somos digitales, y será verdad, pero cuando una sociedad empieza a quemar sus libros es que la cosa marcha pero que muy mal.

En Málaga ayer nos decían que no había médicos para Urgencias, y hoy que va a cerrar el Hospital Pascual… por falta de pacientes. Vamos a ver, las urgencias del Clínico, y los otros hospitales están a rebosar, y un hospital moderno y restaurado hace poco, no tiene pacientes… La pregunta, es; ¿no sería más económico colaborar todos, en vez de discutir y así se arreglaban dos problemas?  O ¿será que el Hospital Pascual no es “de los nuestros”?

Me voy, pero también en Málaga dicen que el cine Albéniz, es el único que ha bajado el precio de la entrada cuando le han reducido el IVA, uno de los primeros premios que le ha dado don Pedro a sus amigos del cine. Es que son unos desagradecidos. Lo van a dejar mal al demostrar que aparte del IVA los precios suben lo que algunos quieren.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España