Sigue el ambiente cargado. Hoy sabemos que en Sarajevo, donde ya llevaban un tiempo respetable sin matarse entre ellos, un fulanito ha matado a dos soldados, a la vez que gritaba ‘Alá es grande’. Veremos cómo termina esto.

Aquí, mientras los “especialistas” destripan las fotos, noticias o videos sobre los asesinatos de Paris, ya han empezado a salir a la luz los del GSF, es decir los de Gilipollas Sin Fronteras. En Estepona han detenido a tres imbéciles que difundieron una noticia sobre un inminente atentado en la zona. Tienen de 21 años, y al menos uno de ellos, es marroquí, lo que da que pensar sobre esa esto era sólo una broma o es sólo la punta de un iceberg de terrorismo incipiente y sólo expresaban sus deseos.

Por cierto, que en esto de los terroristas nacionalizados, todos los güenos del lugar acusan a todos los gobiernos, al de Bélgica, al de Francia, naturalmente al de España, etc… de “no integrar a sus nuevos connacionales”. Me hacen gracia estas afirmaciones. Son gente que han venido de sitios en los que se vive bastante peor que en estas naciones, muchos de ellos reciben subvenciones, se les dan facilidades para las viviendas, se les da manga ancha en escolarizar a sus nenes, e incluso se cambian normas en los colegios para no molestarlos… y no se integran. ¿No será qué, es que no tienen ningún deseo de integrarse? Además, tampoco se les exige nada para ello.

Sólo hace unos días los media estaban al borde del escándalo porque España había puesto un examen mínimo para dar la nacionalidad. Se argumentaba que muchos españoles tampoco pasarían ese examen, lo que es verdad, pero eso es sólo otra muestra más de nuestro fracaso en Educación. Les parecía que pedir a los inmigrantes qué, al menos, supieran algo de español, era denigrante y dictatorial. También es otra muestra de esa ineptitud patria, el hecho de que en pleno 2015, no tengamos ni siquiera un himno nacional que aúne voluntades en ciertos momentos. A todos nuestros líderes progresistas les “molesta” el hecho de qué todo el país se pueda sentir identificado con “un”  sólo himno. Así, que hablar de integración, hay que hacerlo conm mucho cuidado, ya que según se ve, muchos de nuestros dirigentes, aún no están debidamente integrados. Por ahí hay que empezar.

Bueno, esto a los mejor lo cambian los nuevos cerebros, como la señora Lomana que se presenta por Vox para el Senado. Quizás sirva para demostrar que lo del Senado es un chiste, eso sí, un chiste muy caro.

Por aquí en el asunto de los multadores de ambulancias, sale el españolísimo “sostenella y no enmendalla”. El concejal de Seguridad respalda a los multadores e incluso avisa que se les podían haber puesto más multas. Hay que procurar que no nos dé un yúyu en plena calle, porque la ambulancia no va a poder parar para asistirnos.

Mientras el alcalde, flota entre su Universidad privada y qué hacer con el Metro… Lo llevamos claro.

Hasta mañana.    Pepeprado

 

Written by