Es el Jueves grande de cada año para algunos, entre los que me cuento, por tanto para hacer algo especial, no voy ni a mirar los periódicos para no ver desgracias. Sé que haberlas haylas, pero al menos por un día estemos en paz los hombres de buena voluntad, y por eso me tengo.

Solo pues, hablar que los desfiles procesionales de anoche fueron estupendos, que tanto Regulares como Guardia Civil recibieron muchos aplausos, que a algunos les tuvieron que restallar en las cabezas, y, en fin, que todo discurrió en total paz.

Esta mañana, tras ver pasar a la Legión camino de su Traslado, ya he ido a visitar a mis amigos, el Nazareno y la Esperanza, como es nuestra particular tradicion, la de mi Maru y mía. Además, con el Nazareno, además de la devoción, y ver a antiguos compañeros del varal, tenemos un agradecimiento muy especial por un favor muy, muy grande que nos hizo hace años, y es de bien nacidos ser agradecidos, así que lo visitamos y entre la multitud charlo con Él un par de minutitos, ya es bastante, nos entendemos.

Ahora, a pasar un buen Jueves y a esperar que vengan mis dos terremotitos a animarnos, con eso y el recuerdo a los que están más lejos en la distancia pero no en el recuerdo, echaremos un buen día.

Pongo pues, un par de fotitos mañaneras, entre ellas una de los angelitos que cuidó y acicaló mi hija Beatriz y que al estar en casa algún tiempo ya son de la familia, y lo dejo.

Hasta mañana.      Pepeprado

 

Written by Pepeprado
De Málaga, España