Hoy, el único español que no está hablando de eso de legislar en caliente es don Pedro, que anda más preocupado por la entrevista que el Payaso ese que nos llamó “’hienas y víboras’ al resto de españoles”, le ha concedido para mañana.

La mayoría de comentaristas aparecen más preocupados por el futuro del asesino de Laura, que por esta misma. A algunos, se les trasluce que sólo admiten la prisión permanente para los votantes de Vox. Para los asesinos, violadores y atracadores, mantienen un espíritu de perdón y concordia, y para esto, nada mejor que eso de apelar a lo de “no legislar en caliente”.

Todo eso, tras haber confesado el asesino, (esperemos no lleven a la cárcel a los agentes que han conseguido la confesión). Ha confesado todo, menos, hasta ahora, aclarar que estuvo haciendo los dos o tres días que retuvo viva a la pobre chica.

Todos esos compasivos puristas, no se paran ni un momento a echar un vistazo al historial de este fulano. Tras varias detenciones “menores” de las que salía a la calle, en 1995 mató a machetazos a una anciana de 80 años, sólo para que no lo identificara de un robo anterior en la casa de la anciana. Lo condenan a 17 años y 7 meses, pero le dan el “beneficio” de considerar un atenuante su adicción a la heroína y la cocaína (pobrecillo). Tenía también que pagar 72.000 euros al hijo de la víctima, que nadie sabe si pagó. Ingresó en la cárcel en Diciembre del 95, pero como era más bueno que un pan, le daban permisos carcelarios, que él aprovechaba debidamente.

Por ejemplo, en uno de ellos, en 2008, trató de agredir a un joven que le molestaba porque estaba paseando por un parque.

En el 2015, lo dejaron en libertad, pero volvió a reincidir a los tres meses, esta vez con robo con violencia, con condena de dos años y diez meses.

Con todos los beneficios y atenuantes, esta criaturita tan educada y responsable, estaba en la calle desde hace muy, pero que muy poco, y… tuvo el capricho de echarle el ojo a la pobre Laura, que durante todo ese tiempo había estado honradamente labrándose un porvenir, estudiando, aprobando sin tribunales amigos, y presentándose a plazas a cientos de kilómetros de su casa.

A pesar de todo esto, el güenísmo imperante le va a ayudar a estar en la calle ya mismo, con tiempo para un par de matanzas más. Debíamos estudiar también, que algo hay en su genética, porque el historial de su hermano es bastante parecido, y son los habitantes de su pueblo los que tienen que convivir con estas bombas de relojería ambulantes cada día. Este está momentáneamente fuera de circulación, pero ha llegado su hermano Luciano al relevo.

Ahora, hay quienes están considerando que parte de la culpa de lo sucedido la tiene la joven, bien por haber salido a correr, o bien sólo por ser guapa. Nadie sin embargo ha pedido que los jueces que han permitido a este asesino estar en la calle tengan ninguna responsabilidad, ellos no están sujetos como el resto de los españoles de a pie, a tener que hacerse responsables de sus actos.

Real y fríamente, lo único que está comprobado son dos hechos; uno, que desgraciadamente Laura está muerta, y de una muerte horrible, y dos, qué con la prisión permanente, hoy estaría viva. Eso es lo que ningún político guay ni ningún comentarista fiel admiten.

Uno de esos jueces, de pátina izquierdista de JJpD, (es decir de Jueces y Juezas para la Democracia) es el que sin embargo no tuvo reparos en requisar los móviles a los periodistas sólo porque se habían “filtrado noticias de su juzgado”, cosa que pasa todos los días. Pero eso, les parece más importante que meter en el trullo a asesinos peligrosos.

Del oscurecido resto de las noticias, poco. Del asunto del hijo de doña Carmena, qué; “más de 260.000 € de la venta del edificio de los Arquitectos no llegaron a la caja”.

O una más impresionante; “Más dependientes del Estado: el sector público sostiene a 700.000 personas más que el privado”. Apabullante que haya más administradores que administrados, y que sean estos últimos lo que tengan que sostener a los primeros económicamente. Por cierto, los funcionarios se subirán el sueldo el mismísimo 1 de enero. Para esto no hay que esperar a presupuestos ni gaitas.

La última noticia habla de 5 agentes de la UIP que pasaron por el hospital (dos de baja médica), “como consecuencia de las lesiones propinadas por seis hombres menores de edad“ que acompañaban a uno a quien iban a detener, más del tío de uno de estos que les echó además un coche encima, aunque lo hizo tan mal que atropelló a su propio sobrino. Lo más triste de todo, es que los agentes tuvieron que “apercibir reiteradamente al facultativo que les atendió para que no reflejara las direcciones en las que vivían los agentes por su propia seguridad”. Esto es un reflejo del estado actual, con los policías amenazados y los delincuentes campando a sus anchas…, pero… no se puede legislar en caliente.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España