Seguimos igual, o por el estilo. Ahora todo se reduce a las quinielas para ver quién se lleva lo mejor de la tarta. En esto, el que lo tiene peor es don Pedro, qué, haga lo que haga, va a salir perdiendo, entre otras cosas porque son sus propios mastines los primeros que le muerden la cola (con perdón). Veremos lo que pasa, aunque eso que hablan de, “otras elecciones en dos meses” no las va a resistir el amado pueblo.

Bueno, en realidad hoy hay un pequeño intermedio con esto de la Lotería. La mañana dedicada a retransmitir el sorteo como si fuera una final de Copa, con sus forofos disfrazados y todo, y después los reportajes de gente bebiendo champán a la que se le nota que no le gusta el champan, pero que quieren salir en la foto. Resultado, entre los unos y los otros, ver la tele o escuchar la radio se está poniendo imposible.

De todo el batiburrillo, lo único que he visto interesante ha sido en el Mundo, donde “valoran” el costo de cada diputado según nuestra pintoresca ley electoral.

Les sale que a IU para sus dos diputados costaron 923.105, es decir 461.552 votos cada uno; el PNV sacó 6 con sólo 301.585, es decir 50.264 c/u; Bildu, que ha necesitado 109.233 c/u; Ciudadanos, con 87.511 c/u; Podemos, 75.207 c/u; Democracia y Libertad, 70.687; ERC, 66.587; PSOE 61.542 votos, y al PP 58.662.

Cómo se ve es exactamente eso de “cada persona un voto”, aunque lo de persona varia de si eres andaluz o vasco o catalán, que por cierto, encima siempre andan quejándose.

Otra cosa que llama la atención, es qué, durante la noche electoral y el primer día después, prácticamente nadie se acordaba de dar datos del Senado, lo que da una idea de la importancia que a este se le concede. Son cosas que deberíamos hacérnoslas mirar.

Bueno, volviendo al mundo real, hay una cosa que está clara; es peligroso ser alcalde de Jerez. Van a meter en el trullo a su segundo alcalde, en este caso alcaldesa y del PSOE. A doña Pilar Sánchez, le han echado unos añitos.

Otra cosa pinturera, es que ahora sale que doña Rita Barberá, “gastó 25.226 euros en naranjas para la cúpula del PP”. Imagino que este gasto está justificado; estaba intentando evitar el escorbuto en su partido.

Pero lo más, viene del Consejo Audiovisual de Andalucía, qué, ahora, “urge a controlar el acceso de menores a Internet”. Esto lo dicen cuando se predica que haya ordenadores en todas las clases y que se hagan internautas esforzados desde la cuna. Originales que son.

Lo dejo, esperemos que algún día vuelva la normalidad, y ¡por Dios! ¡Más elecciones no!

Hasta mañana     Pepeprado

 

 

Written by