Ya estamos en “la normalidad”. Por ahí fuera vuelven los tiroteos. En Trumpòlandia, un muerto y tres heridos en la mismísima sede de YouTube, mientras, la familia reinante buscaba huevos de Pascua en los jardines de su chalet de Washington, antes llamado la Casa Blanca. También en Londres dos tiroteos en solo una hora, con víctimas, parece que esto de liarse a tiros es cada vez más popular. Por si no nos faltaran preocupaciones, ahora nos cuentan que eso de la basura espacial, (de esa yo no tengo culpa) es ya un problemón, y que cualquier día te puede caer un pedazo de chatarra encima y seguro que encima te multan por estar donde no debías.

En Aquí, más de lo mismo. Hoy entretenidos en los desplantes de doña Letizia a la abuela de sus niñas. Abuela por cierto, a la que debe su actual posición. Está visto que, como dijo uno, “el pelo de la dehesa siempre aflora”.

Las noticias de la esquina Irredenta siguen siendo originales. Una dice que los Mozos de Cuadra se quisieron montar un piso franco en Madrid, para espiar (e imagino que para correrse alguna que otra juerga), y que los nenes ya no tienen oportunidad de estudiar en español, ya no sale ni en el boletín de inscripción. Mientras, el Gobierno mirándose el ombligo y don Pedro flotando.

El que se está quitando la careta es el Cabo Cuartel, don Rogelio Torrente (¿será del Atleti?, que se pasa por el forro el dictamen de jueces y letrados para que el ImPresentable pueda votar “doquiera que esté”. A ver si al final va a hacerle compañía.

Lo otro de actualidad, son los Presupuestos Generales, creo que del País Vasco… y otros. A aquellos les han subido un 32%, a Málaga sólo que invierta Adif en el tren de cercanías, porque eso les da dinero. Lo demás, hospitales, carreteras, etc… lo dejamos. Lo gracioso es que desde la Junta se quejan, como si ellos no hicieran lo mismo Es aquello de la paja y la viga, solo que trasladado a ‘paja mental’ y a ‘viga de hormigón armado’ como alguna caras.

De todas maneras da lo mismo, porque en esto del gasto público, lo que habría que controlar no es al gasto, sino a quien lo gasta. Inciso en aquello de “‘El Plan E” del ínclito ZP, se gastaba la pasta para eso de las facturas falsas del  PSPV, vamos, como lo de los EREs. Lo que pasa es que de esto siempre se habla poco, es mejor perder el tiempo con las notas de doña Cifuentes.

Hoy voy a ser más corto, por problemas privados no tengo la mente muy clara. Sin embargo, esto no me impide mirar hacia mí Málaga. Aquí, el Ayuntamiento da otro palito a la burra del castigo a los ciudadanos del Centro. Dice la noticia; “Prevén suprimir el tráfico privado por la Alameda para la obra de remodelación”. Esto así dicho, parece significar que “sirve para todos”, pero después, la noticia matiza,  “pasaran  solo a coches autorizados”. Esto significa que unos pocos, podrán circular sin problemas, ya qué, por ejemplo, los coches oficiales u oficialistas, estarán “debidamente autorizados”. Lo mismo de siempre.

Antes de irme; ayer recibí la noticia de la muerte de don Antonio de Canillas, el decano del cante en Málaga. Lo sentí, porque Antonio, además de un gran artista, modesto y de callada ejecutoria, era una gran persona. Tuve la suerte de conocerlo en persona y era un lujo tratar con él. Descanse en paz, don Antonio.

Hasta mañana           Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España