Hoy de fuera hablemos sólo de Colombia. Primero porque ha batido su propia plusmarca, la de producción de cocaína; la ha incrementado en un 31%. Otra noticia habla de un memo colombiano  que se ha amputado nariz y orejas, se ha tintado la cara y ojos, se ha puesto implantes en cejas y pómulos, y todo esto… para parecerse a una calavera. Además se ha cambiado el nombre, ahora se llama, o mejor, quiere que le llamen, ‘Kalaka Skull’, es decir, ‘kalaka cráneo’, aunque, claro, esto es más comprensible sabiendo que de verdad se llama…Hincapié Ramírez. Pobre tipo.

De Aquí, la sorprendente ascensión de las duplas más o menos artísticas. Es decir, esos personajes que van de dos en dos por la vida. Conocimos las artísticas, Stan Laurel y Oliver Hardy, John y Yoko, en España Pompoff y Teddy, Kim y Kiko, o en los tebeos, el Capitán Trueno y Goliat, u Oliver y Benji, pero ahora, las parejas son menos sonoras, aunque salen más en los periódicos; los Yordis, los Javis, etc… Otros cambian de pareja artística  según vengan las cosas, por ejemplo Pablo y Monedero, que cambió a Pablo y Carolina, después a Pablo y Echenique y ahora momentáneamente Pablo y Pedro.

Claro que a Pedro le ha salido otro aspirante para emparejarse, su propio Jefe de Gabinete, el señor Iván Redondo, que “también” falseó su currículo, poniendo que tenía una especialización en “Dirección de campañas electorales” en la Universidad George Washington. Ahora dicha Universidad ha confirmado que este señor jamás pasó por allí, así, que ya pueden formar una nueva dupla. Enhorabuena.

Por cierto, cómo aunque parezca increíble aún quedan personas honradas que piensan, un ex profesor de la “Universidad Camilo José Cela de Madrid (UCJC)” ha hecho una petición lógica; “que un tribunal independiente reevalúe la tesis de Sánchez”. Lo pide por respeto y para “preservar el prestigio de la universidad, y el respeto que merecen los miles y miles de doctores que gracias a su esfuerzo investigador y académico en toda la geografía mundial ocupan posiciones como profesionales, docentes e investigador”. Todo muy consecuente. Aunque claro, si esta reevaluación dictara lo que se espera pueda dictar, habría que retirar el doctorado al presunto autor. Nada más y nada menos.

Este, sigue intentando sacar conejos de la chistera, ahora pide otra barbaridad; castigar fiscalmente al ahorro, a base de gravar dividendos y eliminar los beneficios de los planes de pensión privados. O sea, primero promocionan que la gente se haga esos planes de pensión, y ahora este los grava. Muy consecuente. Lo que se le nota es que está preocupado, porque por muy torpe que sea, que lo es, no ve las cosas claras, por eso llama a cada momento a doña Susana para saber cuándo va a convocar “sus” elecciones. Seguramente lo quiere saber para engancharse a ver si así se salva, pero claro, esta, que es bastante más lista que él, no suelta prenda.

Mientras, el país desatendido. La Generalitat quiere que le perdonen, así por la cara, su deuda, haciéndola “deuda perpetua”, y son sólo la friolera de 54.382 millones los que debe FLA, más algunas cosillas más. Otros, los vascos, también en sus cosas, en este momento un patinazo propagandístico, han tenido que retirar  23.000 folletos de turismo, porque habían puesto a Euskadi… en Cuenca. ¿O será que también quieren Cuenca? Y los propios coleguillas del PSOE valenciano, le ponen piedras en su presidencial camino, votando en contra de que las actas municipales se redacten “también” en español. Le están creciendo los enanos.

De todo esto, el chiste, que esta vez corre a cargo de doña Cristina Narbona, que ha hecho estas ¿sorprendentes? declaraciones; “ve necesario “elevar el listón de la exigencia democrática” y pone de ejemplo ¡al Gobierno!”. Esta terminará haciendo monólogos en el Club de la Comedia.

En Málaga ha salido una noticia tranquilizadora; hay un informe municipal que dice, o mejor, dicen que corrobora, el dictamen de que el “ficus del paseo de Sancha se partió por causas naturales”. O sea, que no fue un ataque terrorista, ni una venganza yihadista. Menos mal.

Por lo demás, empezaremos un finde en el que piden que mañana sea un día sin coches. Posh vale. Muy acertado poner ese día en un sábado.

Yo por mi parte, esta tarde voy al cumple de mi nieta, que se me está haciendo mayor a pasos agigantados. Me da susto. Es, además, el espejo en el que veo lo viejo que soy.

Hasta el lunes.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España