Don Donald la emprende contra el AVE californiano, lo que pilla en medio a empresas españolas. Este tío si no monta un pollo cada día, es que no vive. Ahí fuera el que mete la pata es un fulano que se llama Jaka Bizilj, director de la fundación Cinema for Peace y además de ser esloveno, es el que “arregló” para que el Puchmamón entregara el premio en Berlín, por cierto, mientras otra conchabada cantaba “no llores por mí Cataluña”. Mete la pata porque se ha pasado a las amenazas; “Os puede surgir otra ETA en Cataluña”. Suena a aviso interesado en que aparezca otra banda de matones y matarifes. Un imparcial total y muy de fiar este tío.

Aquí ayer el Tal presentó su Mein Kampf. Lo hizo en plan Sálvame y reconoció que no avisó al Rey de que sus conversaciones las iba a publicar. Montaron en su honor un show en el que los fieles le dieron gusto en todo lo que él quería. Incluso la otrora periodista Mercedes Milá quemó su carnet de periodista en sus alabanzas al Okupa.

Hablando del libro, me he dado cuenta que algo malo tuve que hacer en una vida anterior, o en mi infancia, porque “varios” de mis compañeros me han remitido en PDF el bodrio. No sé qué les hice de malo en nuestra pubertad, pero les pido perdón y que no me vuelvan a castigar con este tipo de penitencias.

Hablando de ex periodistas que ejercen de ensalzadores, enaltecedores y enjabonadores del Okupa, ya se sienten, cómo este, martirizados; “Rosa María Mateo acusa de “agresivos” a los medios que publican noticias negativas de RTVE”.

De las elecciones, las ratas empiezan a abandonar en barco, lo que es mala señal para algunos; “Izquierda Unida (o Hundida) decide este sábado la fecha para sus primarias y decidir si confluyen con Podemos”.

Las actitudes de los amos de Podemos están haciendo que el partido se les disuelva entre las manos, el asunto del chalet es una fuente inagotable de negatividades. Los guardias civiles piden hasta cambio de destino para irse de la puerta del Casoplón, y el Gobierno se quema manteniéndoles una escolta privilegiada a una pareja en especial. A la pareja real podemita eso no les importa, ellos miran su cuenta (nada) corriente y se sienten triunfadores. Para ayudarles a ese éxito mediático, su “superasesora” en Protección a la Infancia, da ejemplo y se ha pirado secuestrando a su hijo. Está en busca y captura. Todo un ejemplo de alguien que preside una ONG que se llama “Infancia Libre”.

En la Junta, doña Susana empieza a enseñar las uñas; “el PSOE andaluz no vota las iniciativas por la unidad de España de PP, C’S Y VOX”. Está empezando…

Por estos territorios, mi amigo V. me ha llamado la atención sobre una noticia de juzgados de Córdoba. Están juzgando, y le piden 36 meses de cárcel, a una profesora por llamar «tontos, vagos, eras más tonto que un pavo en Navidad” a algunos de sus alumnos. Esto en un IES, es decir con mozalbetes de una cierta edad, que según la acusación sufrían crisis de ansiedad porque los llamaran así. Dice también la acusación que la profesora “ejercía su labor como docente, con la intención de menoscabar la integridad de sus alumnos mientras impartía sus clases”. Dejando aparte la fragilidad moral del alumnado que necesitaba atención médica sólo por esto, sorprende que el Ministerio fiscal sepa dilucidar la intención íntima de la profesora, a la que hay que suponer hizo toda la carrera, cursillos y oposiciones, con la única intención de hacer la puñeta a los alumnos que le tocaran en suerte… o en desgracia. Estas cosas, hacen pensar que los dos sistemas, el familiar que ejerce estas acusaciones, y el judicial que las admite a trámite, mal futuro tenemos. Aquí, si esto prospera, es más peligroso llamar tonto a un niño, que matar a alguien.

En Málaga, donde en otra triste situación los bomberos encontraron el cadáver de una anciana que murió en su casa en total soledad, hay más que contar.

Sale don Rivera poniéndole una zancadilla al señor Cassá; “Ha hecho un buen trabajo, pero su candidatura la deciden los órganos del partido”. No lo siento por él, un señor que me dice que los que vivimos en el centro lo que hacemos es estorbar, y debemos irnos, no puede ser santo de mi devoción.

Y al que han pillado con el carrito de los helados es al gerente de Limasa, don Rafael Arjona. Cazado en su particular contubernio para “proteger” ese extraño artículo anticonstitucional del puesto de trabajo en herencia automática… y sin pagar plusvalías, planteó “un pacto de silencio a los empleados” de Limasa para mantener esa prebenda. Aquí cada día hay más listos, este ya mismo escribe un libro.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España