Como Fray Luis, “decíamos ayer…”, el Gordito coreano tiene muy mala leche y ya ha prometido una respuesta gorda al “insensato” despliegue naval de los trumpboys. Y eso que solo han mandado un portaaviones…

En Suecia, por lo que se ve, han ‘convencido’ al uzbeko Rakhmat Akilov para que cante la Traviata y se reconozca autor del atentado. Si esto hubiera pasado aquí, algunos partidos que todos sabemos estarían poniendo al Gobierno a parir… en vez de al asesino. Ya lo hemos visto antes.

En el otro lio de por ahí, la cosa está cruda. Hasta el G7 dice que si no se va el presidente Asad, la cosa no tiene solución en Siria, y a este, como buen político (parece español en esto) no se le ven ganas de largarse.

Para que todo no sean noticias guerreras, en Yanquilandia, ahora Trumpolandia, se han cubierto de gloria. Se las dan de exquisitos con el cuidado alimentario, pero les salta esta noticia; “Retiran ensaladas envasadas tras hallar dentro murciélagos muertos”. Menos mal qué, por lo menos, los murciélagos no estaban vivos.

Ya en plan nacional, alguien importante ha dicho que en eso de la independencia judicial somos de los de la cola europea. ¿Alguien se sorprende? Y que no berreen los que ahora son oposición, todos meten la mano en ese asunto para arrimar ascuas a sardinas partidarias.

De los de siempre, lo mismo de siempre. Ahora Podemos quiere hacer “un censo veraz de militantes”. Suena como lo de doña Colau, otra lista para tener vigilados a todos.

Y doña Susana que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid expresa esto sobre la muerte de doña Karma; “La vida siempre se lleva a gente extraordinaria demasiado pronto”. Suena a amenaza, la de que ella va a durar mucho.

Y mientras el país está en sus preocupaciones, otros más intensos se preocupan del bien general, los de Compromís, en Valencia, por lo que están preocupados, es porque las iglesias toquen las campanas por la noche. Por lo visto este es el único problema que tienen.

Ahora, Málaga. Anoche, gracias al clima de inseguridad generalizado, una pelea de un par de fulanitos, agravada por rumores de disparos, y para colmo un coche en dirección prohibida, la liaron. Hubo una avalancha, con heridos, tensión y nervios que desembocaron en histeria. Todo esto mientras pasaba el Cautivo.  Felizmente todo quedó en un mal rato, pero el  Hermano Mayor de la Cofradía ha aprovechado también el asunto y rápidamente ha dicho; “O cambia el horario o el Cautivo se desagrupa”. No sé qué información tendrá sobre si las peleas tienen horario fijo o no. Ya se verá.

Al menos con esto se acalla la polémica sobre el regado de ese producto anti cera que está poniendo el suelo resbaladizo (doy fe personal del asunto).

Pongo dos fotos, una de la Señora del Amor Doloroso, de la Pasión, en una esquina de mi plaza, en uno de esos nuevos recorridos que gustan tanto al nuevo personal, y otra de la pantalla de mi tele, como personal, homenaje a las cadenas locales que están llevando la Semana Santa a los que no pueden salir de casa. Gracias a todos/as. Por cierto, también se ve lo apretados que pasan los tronos en esta parte.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España