Por ahí fuera también andan liados. En Perú van a investigar, no a uno, sino a tres expresidentes, (Kuczynski, García y Toledo), Todo por pagos para sus campañas electorales. Sus abogados van a pedir los juzguen en Andalucía para asegurar unas investigaciones “convenientes”. Mientras, el Rubio se va a reunir con el Gordito en privado para tomar unas copichuelas, pero antes el primero ha puesto a doña Anguelita de los nervios con sus chorradas; “Merkel califica de «deprimente» la actitud de Trump ante el G-7”. Para terminar con el exterior, en Italia que tiene un gobierno muy parecido al nuestro, es decir, de opereta, ya están casi como nosotros; “Alcaldes italianos desafían a Salvini y ofrecen sus puertos a los inmigrantes”. Estos desafíos se acaban cuando ambos gobiernos pongan a sus afines en todos los puestos relevantes. Tiempo al tiempo.

Aquí, al menos ha habido alguien con principios, claro que a lo mejor es porque no vive aquí. Ha sido el portero señor De Gea, que aunque don Pedro sea ahora el que manda, ha exigido “que le pida perdón en público”, por unas declaraciones extemporáneas del lenguaraz, donde acusaba al portero sin ninguna prueba.

De lleno aquí, ya están floreciendo los nuevos ministras/os con sus alardes verbales. El  del espacio exterior, (o ¿era de otra cosa?) don pedro Duque, se ha ido a lo facilón; “voy a poner España en órbita”. El que sí es de Exteriores, señor Borrell sigue diciendo coas que le van a provocar una indigestión a su nuevo jefe; “advierte que estamos al borde de un enfrentamiento civil en Cataluña”. Podíamos seguir, pero la perla más cultivada ha sido la del flamante Ministro de Cosas Varias de las que no entiende un carajo, señor Huerta. Está tan en su mundo que ni se ha enterado exactamente de qué es ministro; “La última de Huerta: dice que es Ministro de Cultura y Educación robándole la cartera a Celaá”. Con estos mimbres es con los que estamos ahora trenzando la canasta del gobierno.

Claro que mientras estos van a lo suyo, entre tras cosas a intentar salvarle la audiencia a la Sexta que desde que no puede estar atacando a don Mariano y al PP no se aclara, el Líder va a lo suyo. Ya le ha dado a los indepes libertad para gastarse la pasta como quieran, y ahora “ofrece a Torra legalizar parte del Estatut que anuló el TC”. Ha empezado el troceo de España, El único problema urgente es decirles a los que tienen que renovar el pasaporte donde tienen que ir a hacerlo. Esperemos que doña Susana con esto sea generosa y convalide los de la UE que tenemos por los nuevos andalusíes.

Con este panorama, y para reafirmar nuestra fe en las instituciones de la Justicia, una señora, juez por más señas, dice se va a pasar las normas legales por el forro; “Carmena informa por e-mail que desobedecerá a los jueces que anulen las calles ‘franquistas’”. Con estas noticias, como van a poder mis  amigos abogados convencerme de que la Justicia es justa. No se lo creen ni ellos.

Para dar noticias prácticas, un municipio balear, Calvià anda deseperadete; “Pide de ayuda para acabar con las borracheras y las drogas en Magaluf”. Se ve que con los efluvios no pueden pensar con claridad. La solución es que pida a todos los dependientes, propietarios de bares, supermercados y chiringuitos, y a los clientes de estos establecimientos, sean ingleses o checos, “que todas las transacciones se hagan en catalán y que al que no se exprese en esta sonora lengua, ni se le de trabajo ni se le sirva nada”. Con eso, se acaba con las borracheras. ¿A que no era tan difícil? Lo han hecho con la Sanidad y se han quedado sin médicos, entonces, por qué no con esto.

Como doña Susana y sus acólitos siguen agazapados esperando a ver qué pasa, me vengo a Málaga, donde sigue el asunto del tal Invader.

Hoy, el señor Francés, director del CAC, va a declarar como investigado, pero solo lo van a investigar por los mosaicos puestos en edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Esto significa qué, sabiendo cómo funcionan aquí las cosas, dado que solo van a someter a la ley a 15 de los 29 muñequitos, el resto, puestos en edificios privados se los van a comer con patatas, o peor, que el Ayto. obligue a los dueños a pagar las remociones de los que sean a cargo de los dueños, y que la pasta de la de los BIC se prorratee entre ellos.

En su propósito de emular aquello del señor Guerra, de no dejar la Alameda para que “no la reconozca ni la madre que la parió”, van a cambiar las farolas, esas que no molestan a nadie, “por unas de tipo minimalista”. ¿Algún concejal/a tiene una empresa de farolas en su entorno?

Para terminar, un atisbo de sensatez; “El Obispado pide a las cofradías que no realicen tantas procesiones  extraordinarias”. Nos estamos pasando tres pueblos.

Pongo una imagen de Málaga reflejada, porque sí,  porque es guapa, y me voy.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España