Me acabo de enterar, hoy es nada menos que el “Día Mundial de la Libertad de Prensa”. Dice el artículo de don Rafael Salas en SUR, que esto es ‘simplemente una quimera’. Me parece que lo está poniendo suave. La prensa actual, leída, escrita, hablada o televisada, está siempre a las órdenes de los que mandan. No hay más que ver las cosas que se escriben o hablan, y su parecido con la realidad, para confirmarlo. Es una prensa atada y sometida a los poderes del momento. Pero, claro, hay que mantener la fachada, así que sí, que “ellos” celebren su Día.

Venezuela sigue en modo polvorín. Los muertos y heridos, todos de la mano del poder del Maúro, siguen aumentando, mientras el que va de abuelito tierno, el uruguayo ex señor Mújica dice, sin el menor rubor, que a los que arrollan las tanquetas del régimen, son los culpables “por ponerse delante de las tanquetas”. A este lo celebran los progres como un dios redivivo y un profeta de la ‘modelnidad’.

Antes de seguir, explicar lo de mi título; “Llegó”. Ayer llegó la horterada, la desvergüenza y la falta de educación, a uno de sus máximos históricos. Varios partidos de ámbito nacional, pidieron oficialmente a la Junta Electoral que en las papeletas se pudieran poner alias, sobrenombres e hipocorísticos (esto último lo pongo yo, los firmantes no llegan a esas alturas lingüísticas) para que su grey pueda “reconocerlos» en ellas. Esto es, simplemente certificar que “el Kichi”, “el Pepu” etc. tienen más reconocimiento por el alias tabernario que al llamarse por su nombre familiar. Seguro que la JEC es capaz de tragarse esto, será la forma de mantener contentos a los horteras del lugar, y eso vale mucho. Yo, por norma me niego a reconocer a un dirigente por su apelativo, que veo más cosa de gánsteres y traficantes de drogas que de personas decentes. Así, que allá la Junta con su decisión, nunca, en ningún partido, votaré a alguien a quien se le conozca por un apelativo en vez de por su nombre. Allá ellos. Incluso me niego a que al actual Presidente se le conozca en las papeletas por “el Tal Sánchez”. Eso queda para estas intimidades.

Volviendo al mundo actual, este, el Tal, quiere “colocar” en la Mesa del Congreso a ERC para que así sientan que es él el que les paga el sueldo, y ya ha explicado una de sus ‘grandes aspiraciones’; no se conforma con sacar a Franco de su tumba; “impondrá su poder sobre las autonomías para hacer una exhumación masiva de fosas en toda España”. Todos los muertos a la calle. Empezará desde Viriato, pero, ojo, sólo a los de izquierdas, los que mataron en las chekas, o en Paracuellos, bien enterrados están.

De la vida “normal”, en Alicante, en una prisión, un interno, con fama de ser una alegría andante, abusó de una funcionaria en el psiquiátrico de Fontcalent. El recluso está catalogado como conflictivo, pero lo más seguro es que castiguen a la funcionaria por cualquier motivo, incluso por estar buena (si lo está, no lo sabemos).

En nuestras cercanías, en Torroles por más señas, se entregó a la policía un fulano que le atizó a su compañero de piso, de ‘solo’ 70 años, nada menos que 52 martillazos. Eso sí, es muy limpio, después se fue a lavarse las manos y a tomarse un café. Toda esta higiene personal serán atenuantes y si se sigue la “doctrina» uruguaya de Mújica, “el culpable es el muerto por poner la cabeza reiteradamente debajo del martillo”.

En la capital, el líder del PSOE, don Daniel Pérez, ya henchido de autoridad y exultante, “exige” al resto de partidos que se posicionen sobre el apoyo a Vox. O sea, que ya está claro, es don Daniel el que va a repartir los carnets de progresía y decidir lo que tienen que pensar todos los demás.  Es importante saberlo.

Por lo demás, la ciudadanía está interesadísima por este estudio; “los aparcamientos reservados para patinetes mejoran la convivencia pero reducen el uso”. Por lo visto es mejor dejarlos tirados por cualquier lado, así el negocio funciona mejor.  Las cosas que se aprenden en estos tiempos.

Me voy, y volveré el lunes si puedo, hoy es viernes, pero la semana que viene la voy a tener ocupada, no sé cómo me irá.

Hasta ¿el lunes?, o el martes, o… no sé, pero como MacArthur, “volveré”.

                       Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España