Hoy, por ser viernes y porque sí, no voy a mirar al extranjero. Aquí tenemos bastantes cosas para entretenernos.

Entre las cosas que carga el diablo, está eso de twitter. Sacar la lengua a pasear allí, termina pagándose, que se lo digan si no al ex don Maxím, que ya hasta ha cerrado su cuenta en ese lavadero. Lo que no se sabe, es que va a hacer con los modelitos que se había comprado para su temporada de ministro. Bueno, ya lo auxiliará doña Ana Rosa.

Otra cosa que carga el diablo, y esta, a veces con trinitrotolueno, son los másteres. Visto que La Jauría la emprendió contra los másteres del PP, y consiguió éxitos, ahora te encuentras con que los nuevos, en casa tienen el mismo problema. Así, la flamante ministra de Hacienda, ya ha “retocado” el suyo, y donde antes había un “Máster en Gestión Hospitalaria” por la Escuela de Alta Dirección y Administración (EADA) de Barcelona“, ahora hay un más modesto “Diploma en Gestión Gerencial Hospitalaria”. También ha retocado detallitos como oscurecer que todos sus cargos han sido dactilares, a dedo, y que para ello hasta se han montado chiringuitos de fastuosos nombres como una “Comisión de Marginación del Consejo de la Juventud de Andalucía entre 1986 y 1988”, que suena estupendo pero no está muy claro para qué sirvió… además de para poder enchufar a gente afecta.

Por si fuera poco, a don Sánchez también le están tocando al ministro de Agricultura, que anda imputado en algo de romper aguas en algún sitio. No lo veo grave, pero se contradice con lo previamente expresado por el Líder de “ni un solo imputado en mis cercanías”.

Bueno, eso dicen se lo va a arreglar la Fiscalía, que lo va a desimputar raudamente para que no tenga que ir al banquillo, (al de la Selección no, al otro) y así  ahorrarle dolores de cabeza al Jefe.

Aunque los dolores de cabeza ya se los están dando. Ayer el ministro señor Marlaska se sacudió eso de regalarle los presos catalanes al aTorrante, pero después el juez señor Llarena ya ha puntualizado que ese chumbo es del Ministerio del Interior.

Aprovechando el revuelo judicial, estos, los alegres chicos del berlinés, van a “exigir” a don Sánchez que “les compense económicamente por “el daño ocasionado [sic]” por el 155”. Más caradura imposible.

Con todas estas cosas, a las que se añaden detallitos tales como el del simpatizante de su socio Podemos, colaborador de doña Carmena, e ilustrador de un comic de bello nombre, “Barbijaputa’, que se ha desparramando en su tuit con esto; “recibir refugiados sin necesidad de hacer hueco y, a cambio, tirar a los fachas al mar no por necesidad de espacio, sino para estar más cómodos”. Poética y práctica imagen de bondad y bonhomía la de esta criatura.

Con todo esto, esa preocupación que tienen los medios porque don Pedro está en paradero desconocido, que no habla, ni da señales de vida es casi normal. A su marasmo mental, producido por el sentimiento de lujuria, y los orgasmos mentales que se le producen al verse en la Moncloa, se suman estas cosas, y… que ya se está hablando de su currículo, es normal que esté acuartelado.

Según parece, la Tesis de Fin de carrera del Líder no está muy clara, para empezar no está a disposición de nadie, nadie la puede ver así por las buenas, como se puede hacer con cualquier tesis doctoral que siempre están a disposición de investigadores y estudiosos. La de don Pedro está mejor custodiada que un incunable del siglo XV, y su lectura debe ser tan maravillosa que los pecadores ojos de humanos mortales no están preparados para semejante maravilla. Ya veremos si esto trae cola. Por eso decía que hay cosas que sí traen esa cola, y el estropicio de cursos y tesis solo ha comenzado.

En nuestra provincia y ciudad, también pasan cosas. Por ejemplo, han `precintado el patio de un colegio porque se podía caer, han metido en prisión a los dos policías de Estepona acusados de agresión sexual a una joven y, aquí viene lo mejor; Ahora, el señor alcalde se desdice con lo de ayer sobre el convento de la Trinidad. Dicen de don Francisco; “El alcalde apunta ahora que entendió mal el intercambio del convento de la Trinidad después de que la Diputación lo ‘desmintiera’”. Al final va a resultar que el propietario es alguien del partido, de cualquier partido.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España