Pasó la Diada, y pasó como siempre a base de gritos, banderas, lazos y desmadres de los dirigentes contra España y los españoles. Esto, a base de ser repetitivo empieza a ser hasta aburrido. Allá ellos, a ver si el Gobierno hace algo. Algo que sea efectivo, que no se quede en lo que ha hecho el señor Marlaska, relevar al Jefe de la Policía en Cataluña. Lo ha hecho pocos días antes de empezar los actos del 1-O. Quizás sea esta otra de las medidas para contentar a los del lazo, o responda simplemente la necesidad de “colocar” a otro amigo de los suyos.

Pero claro, bastante tiene el Gobierno con sacudirse las pulgas propias. Ahora, se está cumpliendo aquello de que quien siembra tempestades… recoge mucha agua sucia. Se emplearon a fondo  contra los peperos y ahora las jacas se les están volviendo jacos. Ayer, contra lo previsto, tras una serie de meteduras de pata consecutivas, la señora Montón se vio obligada a dimitir. Para arreglar el entuerto, don Pedro ha nombrado a otra señora, que para ser socialista es bastante original, doña María Arcedo, que está entre el 10% de los españoles más ricos, con un patrimonio personal de 1,2 milloncejos del ala. Veremos ahora si esta vota eso de subirles los impuestos a los ricos.

Para terminar de liarla, el destapar la lata de los falsos méritos, ha vuelto a traer a la palestra las muy razonables dudas sobre el doctorado del Divino Pedro. Él insiste en que su tesis está publicada “conforme a la ley”, lo que no aclara es que está publicada pero que para poder verla hay que tener una autorización expresa del autor, es decir del señor Sánchez, y este no la da ni a tiros. ¿Por qué? Da que pensar, además, que habla de una tesis de unos ciento y pico de páginas, lo que para una tesis doctoral me parece escaso bagaje. Las tesis que he visto, en vivo y en directo, son siempre bastante más voluminosas y acostumbran a necesitar de cuatro a cinco años para parirlas, mientras que la de este señor, parece fue un parto prematuro, casi sietemesino. Veremos si tiene la conciencia lo bastante tranquila como para abrirla a su lectura pública. Es la primera vez que veo que alguien no está tan orgulloso de sus tesis, que impide se divulgue.

Siguiendo con el Tontímetro nacional, hoy un par de nuevas adquisiciones. La primera, malintencionada, es la de un instituto balear que se ha inventado un test para medir “el nivel de catalanidad’ de sus alumnos”. Es malintencionado porque recoge información sobre los niños y sobre sus padres, incluida las relativas al ambiente familiar, y esto no parece demasiado inocente. La segunda aportación, es una (otra) excusa gubernamental que se las trae; “El Gobierno rechaza bajar el IVA de la electricidad para que no aumente el uso de los “productos más contaminantes”. Esta chorrada institucional la hace tras reconocer que las leyes comunitarias permitirían bajar el IVA en la factura de la luz, pero que a ellos no les gusta el asunto. Por supuesto, hoy mismo, ya han avisado de que van a haber más subidas de impuestos, al menos esperemos que las explicaciones no sean tan chuscas como esta de la luz.

En cosas más pedestres, tenemos otro ¿incidente? con alguien de fuera. Esta vez no ha sido un inmigrante africano o latino sin posibles, sino un presuntamente probo funcionario europeo que vivía en Alicante cobrando de la UE. Aprovechaba y usaba la amistad con otros colegas para abusar de sus hijos, incluyendo hasta pagos a estos por relaciones sexuales. Es,  otra prueba más de que vista la facilidad de este país para tragar de todo, hemos conseguido tener aquí a lo mejorcito de cada casa, incluyendo esas casas tan admiradas del norte y centro de Europa. Por supuesto, en ese tan cacareado respeto hacia los derechos de los delincuentes, y la ausencia de protección hacia otras posibles víctimas, se oculta el nombre del pederasta, cosa que si fuera de algún partido político en particular, o de alguna iglesia de barrio no se haría, y se pregonaría sacándolo en los telediarios. Así se entiende la democracia por estos barrios.

De los líos de la Junta con los astilleros de Cádiz, mejor lo dejamos, porque es una cuestión de familia y ya entre ellos tienen  bastante.

Por aquí cerca, algo preocupante. Ayer en una Urbanización marbellí, los Tedax tuvieron que explosionar un paquete que estaba en plena calle y que ellos confirmaban contenía explosivos. Cada día estamos más cerca de no poder salir a la calle libremente.

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España