No hay ni que plantearserlo, hoy todos los medios están dedicados a hablar de don Macron y consorte, dejando en un piadoso segundo plano a doña SubMarine qué, para cortar el hundimiento, ha hecho algo muy práctico; cambiarle el nombre a su partido. Por eso, como todos hablan de ello, entre otras cosas gracias a la fascinación qué, como país, tenemos hacia todo lo extranjero, en demérito de lo propio, yo no voy a hablar de los vecinos. Por cierto, ha fallecido uno de los extranjeros más alabados en España por  hablar de España; don Hugh Thomas, uno de esos que llaman hispanistas que es algo que no tiene contrapartida (no hay historiadores españoles inglesistas, o francesistas, será porque no los dejan). Descanse en paz don Hugh.

Por aquí, siguen los líos del PSOE. Esta mañana ha salido el señor Ibarra, ex Bellotari extremeño, que en un rasgo de honradez ha pedido se retiren los tres candidatos, y se dediquen a pensar en el país y en su partido, en vez de estar a la contra.

Mientras pasa esto, a don Mariano le puede salir la jaca jaco, pues tras el apretón final que está dando El Diputado, así con mayúsculas, de Nueva Canarias, algunos se están rebelando. Incluso nuestro particular mini macron, el señor Rivera, ya anda diciendo va a votar en contra del Cupo vasco. Es lo que tiene eso de dar mucho a pocos y poco a muchos; que los muchos se pueden cabrear. Ahora a ver quién arregla este descosido.

Por supuesto, el asunto de jueces sigue enredado, ahora hay uno, el de los asuntos de tal Ignacio González, que se niega a investigar el chivatazo que dieron a este. Es una sabia medida porque puede que el chivatazo estuviera tan próximo, que no sea conveniente (para algunos) que se sepa.

Eso sí, la  Oficina Judicial y Fiscal de Andalucía, no tiene reparo en admitir que “La Junta acumula trece años de retraso”. Es natural, mientras estaban don Chaves y don Griñán no había tiempo por el reparto de EREs y demás chanchullos, y desde que llegó la Jequesa, solo hay tiempo para mirar por ella misma. A la ciudadanía que le vayan dando… cualquier cosa menos soluciones.

He dejado para el final, evitando hablar de asesinatos, violaciones y ciclistas arrollados por una señora o señorita que iba puesta de todo, un asunto de los chinos.

No de los que tienen tiendas aquí, que esos no se meten en nada, sino de su Gobierno que quiere hacer pagar a los chinos incívicos por sus malas costumbres. Va a hacer un carné por puntos donde anotaran las cochinadas que haga cada uno; tirar papeles, romper papeleras, pintar en fachadas y cristales ajenos, etc… y los dejaran sin servicios básicos. Si eso lo hacen aquí, (por supuesto, aparte llamar fascistas a los dirigentes) la mitad de la población perdería el carné antes de que se secara su tinta.

En Málaga, todo normal, otra media maratón (¡¡¡ cuando nos da por algo…!!!), Día de la Madre al uso, y poco más.

El país, territorio, no periódico, pendiente del fulanito que han mandado a Eurovisión. Como me gusta mojarme, lo voy a decir; creo quedará en el tercer puesto… por la cola. Veremos en cuanto me equivoco.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España