De fuera un par de noticias de lugares poco usuales. Una de California, donde siguen las llamas y ya llevan 31 muertos, la otra de un lugar tan lejano como Australia, allí han condenado a una mujer a diez años de prisión, la criatura se dedicaba a poner agujas en las fresas para fastidiar al personal. Una animalada, pero muy original.

Claro que aquí tampoco nos podemos quejar de falta de originalidad. Dejando aparte el asunto del Gran Atentado contra nuestro JFKSánchez, en el que la novedad es que un experto a demostrado que el arma más letal que tenía el presunto Franco-Tirador, era… un lanzapatatas (un gran éxito de los Mozos, otro), en Barcelona, han trincado a 15 fulanitos que se dedicaron a toquetear a una mujer y a apuñalar a su acompañante. Lo más llamativo es que los 15 son menores, magrebíes y tienen sarna. Lo que sí es en cambio habitual, es que, en los últimos diez días, la Policía Local de Santa Coloma, los había arrestado dos veces por “presuntos” robos con violencia, y seguían en la calle.

Con esto, entramos en el lunes judicial. Hoy se ha elegido al Presidente del CGPJ, que ha recaído, gracias a las bonísimas relaciones entre nuestro JFKS y su destituido como amigo, don Casado, en el señor Marchena. Este señoría con nombre de cantaor flamenco, es el que estaba preparado para presidir el juicio del 1-0, ha sido tildado desde siempre de “conservador”, y ahora va a presidir un poder judicial que también tildan de “progresista”. Este reparto de cromos a muchos nos parece impresentable, aunque más impresentable parece que a los que son “presuntamente” responsables de repartir equidad, ya admitan incluso entre ellos, asociándose, que tienen preferencias e incluso “afinidades” políticas. En realidad, esto da poca confianza en la Justicia, así tal y como está. Permite incluso la sospecha de que lo han elegido, o, han dejado que lo elijan, para que no `presida’ ese juicio del 1-O.

Mientras esto pasa en Madrid, el Presidente en el Poder sigue entregando España a unos pocos, en este caso, a Navarra, a la que está alejando del constitucionalismo, entre otras cosas quitando de allí a la Guardia Civil. Y lo que es aun peor, en otro de los arreglos con su alter ego, don Pablo, aspira a que todos los niños de España, tengan que aprender a hablar catalán y euskera, dos lenguas muy prácticas para el día a día. En esto, para seguir en su entrega, don Pedro está negociando con la Generalitat, es decir, con la mitad de los catalanes, la entrega de 4.200 millones “en inversiones”. Entre ellas estarán los sueldos de los escapados, seguro.

Siguiendo con la judicialización ya fuera de Madrid, en el “asuntillo” ese de los EREs, en Andalucía, perdón, en el Susanato, ahora es el turno de las defensas, y ha empezado el defensor de Chaves, que seguro va a echarle la culpa al portero de la finca. Para distraer al personal, al que no hay que dejar que se entere de estos detallitos, la inJusticia de la Junta está preparando eso que ellos llaman pomposamente “Ley para la Promoción de la Igualdad de Género en Andalucía”. Dicen van a contemplar el cierre de medios hasta 5 años “si dan una imagen “estereotipada” de la mujer”. Les ha faltado definir cuál debe ser la imagen ideal, que es, por ejemplo, la que cada día, a cada hora, y en cada programa, nos muestran esas emisoras que antes se llamaban, Canal Sur, Canal Sur2, Tele Andalucia, etc… ahora englobadas en el Tele Susanato. La imagen ideal es; mujer vestida de faralaes, llorosa de emoción, cantando sevillanas de forma ininterrumpida, y sin ningún espíritu crítico destacable, entregadas a la emoción sin matices.  Todo lo que no sea esto, es estereotipo, no puede salir en las teles o en las radios del régimen.

Lo malo es que, con estas cosas, dejamos pasen estas otras; “José Ignacio Vidal, empleado de banca de 61 años fallecido por un retraso médico”. Ha pasado en la sanidad castellano manchega. El paciente tenía un tumor en la vejiga, diagnosticado, pero no tratado, porque según explica la familia; “Nos dijeron que tenían mucho trabajo con las vasectomías”. Así, don José Ignacio estuvo 10 meses casi sin pruebas…, hasta que se murió. Repito, pasó en la sanidad castellano leonesa, pero pasa aquí cada día, sólo que nos morimos menos. Esas listas de espera que nadie reconoce, son interminables (yo estoy, o así lo creo, en una desde hace más de tres años y sin noticias).

Bien, en Málaga el señor alcalde, a la segunda ha conseguido sacar a adelante un arreglo para “la redistribución de cinco millones para gastos imprevistos”. ¿A que suena fatal?

Hasta mañana.                    Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España