Lo digo porque en este finde ya tuve la manifa reglamentaria, y las luces del Carnaval. Es decir, todo va normal en esta ciudad.

El que lo va a tener chungo chungo, va a ser el Rubio. No porque se le hayan revolucionado los jueces, que eso lo va a arreglar con pasta, sino porque se le están poniendo farrucos los cocineros y hosteleros, y eso ya es otro cantar. Empezó el Chef español, y ahora es un restaurante el que ha puesto esta leyenda en sus facturaras; “Los inmigrantes hacen grande a América (ellos también cocinaron tu comida y te sirvieron hoy)”. Y hoy por hoy, enfrentarse a los cocineros es suicida.

Por aquí, cosillas. Nos cuentan que los ayuntamientos se van a inflar a impuestos por las obras sin declarar, cosa que no veo tan clara, ya que muchas de las ‘no declaradas’ obras tienen ceguera voluntaria municipal.

Por si acaso esto es poco dinero, Hacienda va a abrirnos otro frente. Piensa y estudia “subir la tasa de matriculación para 830.000 coches”. A cobrar por todo, lo próximo por los cochecitos de bebé.

También sale en los papeles que el, laureado por los municipios, arquitecto señor Calatrava, vuelve a salir por a los juzgados, por la nueva chapuza de otra de sus obras, esta vez en auditorio de Tenerife.

Y, cómo no, la tabarra que nos han dado con los premios Goya, en los que más luce, es criticar a este Gobierno (cuando es otro, todo son flores). Como ya he dicho, todo normalidad.

Porque ya consideramos normal que un testaferro de Pujol, meta la cuchara y cobrara hasta en Sudán del Sur.

Por si acaso, los pujolines, y su testaferro principal, don Arturo, se dan baños de masas cada vez que tienen que ir al juzgado, para así dar la sensación de que “toda” Cataluña está con ellos, cuando me da la impresión de que los comparsas son siempre los mismos.

Lo único novedoso, mientras esperamos que los de Podemos decidan cual va a ser su jefecillo, es que don Pedro, anuncia a bombo y platillo, que “dejará la política si no gana las primarias”. Veremos que dice después, porque estas cosas quedan escritas y las hemerotecas las carga el diablo.

Aún más normal, es que en Andalucía, terreno de la Junta, todo esté atado y bien atado. Así, Anticorrupción, en una curiosa manera de ver las cosas, “se opone a que Chaves y Griñán sean investigados en los cursos de formación”. Al ver esto, cabría preguntarse quién investiga a los investigadores, por ejemplo, a Anticorrupción, a quienes se les ve tremendamente comprensivos con algunos presuntos.

Lo demás, la confirmación del asunto de los suicidios, con un líder en este asunto, el pueblo de Alcalá la Real, donde se suicida más gente de España, y donde nadie parece tener interés en saber por qué.

Lo único raro, está en un accidente en Torre-Pacheco, donde han muerto cinco personas, y otras tres heridas en un choque frontal. Suena rarillo todo, esperemos que se aclaren.

En Málaga, lo más plus, es que el Gobierno dice, y nos lo tenemos que creer, que “este año va a iniciar la prolongación del paseo marítimo de Poniente”. ¿Para este año?  Je, je.

Hasta mañana.      Pepeprado

Written by Pepeprado
De Málaga, España